Un 'Brexit' sin acuerdo podría afectar "drásticamente" al suministro de medicamentos y vacunas

British Prime Minister Theresa May visits EU Institutions
Dario Pignatelli/European Counci / DPA
Publicado 26/02/2019 18:28:59CET

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Todas las formas de 'Brexit' tendrán un "impacto negativo" y supondrán un "gran daño" para el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés), pero la posibilidad de una salida sin acuerdo presenta, con mucho, el peor escenario, con grandes efectos en los trabajadores, la finaciación del sistema, la disponibilidad de medicamentos y vacunas, y el intercambio de información e investigación médica, según ha concludio una revisión publicada en 'The Lancet'.

En este nuevo análisis, los autores, expertos en Salud Pública y Derecho, han utilizado textos legales y políticos de cuatro escenarios de 'Brexit' para evaluar el posible impacto en quince aspectos específicos del servicio de salud público británico.

Los cuatro escenarios son: una salida de Reino Unido sin acuerdo; el acuerdo de retirada con transición hasta finales de 2020; el 'backstop' para impedir una 'frontera dura' entre Irlanda del Norte e Irlanda; y una Declaración Política sobre la relación futura entre Reino Unido y la UE, que es un escenario posible después del final del período de transición.

Permanecer en la UE no se incluyó en el análisis, pero es mejor para la salud en general que cualquier forma de 'Brexit', como lo describieron en un artículo anterior de los mismos autores en 2017, también publicado en 'The Lancet'.

Los autores advierten de que existe "poca evidencia" de que Reino Unido esté preparado para cualquiera de las eventualidades expuestas en su análisis. Por ejemplo, lamentan que el plan estratégico de diez años del NHS, recientemente publicado, tiene un total de 136 páginas pero solo realiza dos menciones sobre el 'Brexit'. "Ninguna de estas menciones ofrece algún detalle sobre lo que podría significar, o cómo se abordarían las amenazas", critican.

"Algunas personas descartarán nuestro análisis como una 'estrategia del miedo'. Pero, a poco más de un mes para el 'Brexit', necesitamos ir más allá de los eslóganes. Hemos establecido los problemas en detalle, basados en la mejor evidencia disponible. No es suficientemente decir 'todo funcionará bien' sin ningún detalle de cómo exactamente", explica uno de los coautores del estudio, Martin Mc Kee, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

RETENER A LOS PROFESIONALES SERÁ "UN GRAN DESAFÍO"

Según el estudio, retener el talento de profesionales sanitarios y captar nuevos va a representar "un gran desafío" después del 'Brexit'. El Acuerdo de Retirada proporciona acuerdos recíprocos y reconocimiento mutuo de las calificaciones profesionales hasta 2020. Sin embargo, no se han establecido disposiciones para los trabajadores sanitarios en el caso de 'backstop' o de la Declaración Política.

Bajo una salida sin acuerdo, el Libro Blanco de Inmigración propone un umbral salarial mínimo de 34.000 euros al año, lo que "podría limitar seriamente la inmigración de muchos trabajadores a Reino Unido". "Todos los acuerdos de atención médica recíproca se interrumpirían en 2019 bajo un escenario de no acuerdo. Esto sería particularmente perjudicial para los residentes de Reino Unido de mayor edad y las personas con enfermedades crónicas, para quienes la cobertura del seguro de salud en la UE sería particularmente costosa", advierten los autores.

Por otra parte, el acceso a la financiación de capital para la infraestructura del NHS a través del Banco Europeo de Inversiones se vería "afectado negativamente en todos los escenarios". "Como una de las mayores áreas de gasto público, cualquier impacto negativo en la economía de Reino Unido ejercerá una presión adicional sobre la financiación del NHS. Todo esto mientras Reino Unido ya sufre una tasa de crecimiento económico más lenta que si hubiera permanecido en la UE", recuerdan.

"EFECTO DRÁSTICO" EN EL SUMINISTRO DE MEDICAMENTOS

Otro aspecto que les preocupa es la continuidad de las dispensaciones de medicamentos, vacunas, dispositivos mécicos y equipos. En virtud del Acuerdo de Retirada, se garantiza hasta 2020. Bajo un 'Brexit' sin acuerdo, sin embargo, la ausencia de un marco legal para las importaciones y exportaciones tendría "un efecto inmediato y drástico en las cadenas de suministro".

"A pesar de los planes de contingencia del Gobierno, es probable que se produzca escasez debido que los almacenes no puedan hacer frente a más de unas pocas semanas de suministro, las propuestas que los médicos ofrecen como 'la mejor medicación alternativa' pueden ser angustiosas para los pacientes y algunos productos (como los radioisótopos) no se pueden almacenar", relatan.

En este sentido, indican que bajo cualquier forma de 'Brexit', Reino Unido ya no será parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), y mientras que la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos de Salud de Reino Unido continuará otorgando autorizaciones de medicamentos, el país se volvería "menos atractivo para que las compañías farmacéuticas mundiales lancen nuevos medicamentos, lo que podría significar fechas de lanzamiento hasta 24 meses después".

"Es vital entender el impacto que tendrá Brexit en el NHS. Los pacientes y las personas que los cuidan se enfrentan a una creciente incertidumbre y una posible interrupción de la atención médica. El NHS necesita urgentemente claridad y certeza sobre el 'Brexit'", concluye otro de los autores, Nick Fay, del Departamento de Atención Primaria de la Universidad de Oxford.

Contador