Actualizado 20/07/2020 10:16 CET

Breve guía de la sepsis, una infección generalizada que puede ser mortal. ¿Cómo reconocerla?

Sepsis.
Sepsis. - ZERBOR/GETTY - Archivo

   MADRID, 20 Jul. (EDIZIONES) -

   Es bueno tener un mínimo conocimiento sobre síntomas que pueden ser sospechosos de enfermedad, y más dada la coyuntura. La sepsis puede ser una enfermedad grave, incluso mortal, por lo que detectarla a tiempo es vital nunca mejor dicho.

   Según la explica el doctor Luis Vallejo Sánchez, médico especialista en Medicina Intensiva del Hospital Quirónsalud Marbella, ésta se produce cuando una infección se traslada por todo el organismo pudiendo provocar, en caso de no detectarse y de no tratarse precozmente, al fallo de uno o más órganos (sepsis grave), bajada de tensión arterial mantenida (shock séptico) y en última instancia de la muerte.

   En concreto, el experto cita, en una entrevista con Infosalus, que sus síntomas pueden ser todos o algunos de los siguientes: Fiebre (temperatura mayor a 38ºC), aunque en algunas personas puede tener hipotermia (temperatura inferior a 36ºC); escalofríos; respiración rápida (taquipnea); taquicardia.

   En caso de progresión de la enfermedad, indica que pueden asociarse a los síntomas antes mencionados: Sensación de confusión o de mareos; dificultad para respirar (disnea); piel sudorosa y fría, o piel enrojecida; falta de apetito o disminución de la orina, en cantidad y frecuencia; aparición de lesiones en la piel, como manchas rojas en el cuerpo o violáceas en piernas; así como desmayos.

   Ante la aparición de algunos de estos síntomas, el experto de Quirónsalud Marbella dice que se debe consultar con el médico quien, tras preguntarle y explorarle, le realizará pruebas de sangre, cultivos y exploraciones radiológicas. "Siempre es mejor una consulta en blanco, que una demora en el diagnóstico y tratamiento de la sepsis", afirma.

   En todo caso, el especialista en Medicina Intensiva explica que el origen de la sepsis radica en una infección en cualquier parte del cuerpo, siendo más frecuente su relación con infecciones en los pulmones (neumonía); en las vías urinarias (infecciones urinarias-pielonefritis); en la piel (celulitis); así como a nivel abdominal (infecciones del apéndice, vesícula biliar o colitis por antibióticos).

¿CUAL ES EL PELIGRO DE LA SEPSIS SI NO SE DETECTA A TIEMPO?

   "Al ser la sepsis provocada por una infección, en caso de no detectarse a tiempo conduciría a un mayor deterioro con fallo de órganos (sepsis grave) y de seguir su progresión, provocaría hipotensión y fallo de varios órganos (shock séptico)", agrega el especialista, al mismo tiempo que menciona que el shock séptico, en algunos casos y a pesar de los avances médicos, tiene una mortalidad que supera el 50%.

   Según revela el experto, la sepsis es "un problema de salud a nivel mundial" y cada año afecta a casi 30 millones de personas, de las cuales 9 millones mueren. "La sepsis produce una muerte cada 3,5 segundos. La mortalidad varía entre el 15 y más del 50%", aprecia el doctor Vallejo Sánchez.

   En España la incidencia es de 212 casos por cada 100.000 habitantes y año, con una mortalidad del 19%. "Cualquiera puede tener sepsis, pero es más frecuente en: Ancianos, personas encamadas, personas hospitalizadas o que se han sometido a cirugía reciente, personas con catéteres venosos o sondas para orinar, personas con defensas debilitadas, como aquellas que reciben tratamiento con quimioterapia para el cáncer, o que toman tratamiento inmunosupresor como los pacientes trasplantados", detalla.

   En cuanto al tratamiento de la sepsis, el especialista en Medicina Intensiva sostiene que al tratarse de "una auténtica emergencia", éste se debe realizar de forma "precoz y eficaz". Para ello dice que los profesionales sanitarios aplican el llamado 'código sepsis', donde un equipo multidisciplinar aplica todos los recursos hospitalarios para mejorar la supervivencia de esta grave enfermedad, y limitar sus secuelas.

   Igualmente, el especialista de Quirónsalud Marbella apunta que la piedra angular del tratamiento de la sepsis es el adecuado control del foco infeccioso mediante antibióticos de amplio espectro, a dosis apropiadas y asociándolos en casos necesarios; y el drenaje o cirugía sobre el foco infeccioso en los casos que lo necesiten.

   "Estos pacientes requieren por su especial gravedad el ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos. El pronóstico de la sepsis radica en la precocidad en el diagnóstico y en la rapidez en iniciar un tratamiento eficaz. El pronóstico es peor en pacientes de mayor edad y con enfermedades previas (respiratorias, cardiacas, neoplasias, diabetes y obesidad)", insiste el doctor.

   Es más, considera que se debe tener en cuenta que, dado que la sepsis en una enfermedad grave, con alta incidencia y mortalidad, que se trata una patología tiempo-dependiente al igual que el infarto agudo de miocardio y el ictus cerebral, por lo cual es imprescindible una detección y tratamiento precoz. "Ante esta emergencia los profesionales aplican los protocolos establecidos en el 'código sepsis'. Es necesario un adecuado control del foco infeccioso con antibióticos y cirugía en ocasiones", aprecia.

   En esta línea, el miembro de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Quirónsalud Marbella subraya que el control de los pacientes con sepsis y shock séptico se debe realizar en las Unidades de Cuidados Intensivos, donde se proporcionan los cuidados y tratamientos necesarios para disminuir la mortalidad y tratar de limitar las secuelas de los supervivientes, que en ocasiones pueden perdurar toda la vida.

   "Podemos ayudar a prevenir la sepsis tomando de forma correcta el tratamiento que se nos prescriba en infecciones leves y no automedicándonos, así como evitando infecciones, recibiendo las vacunas necesarias y aplicando medidas de higiene al estar en contacto con personas enfermas", sentencia.