Los bloqueadores neurohormonales mejoran la calidad de vida en pacientes con válvula cardíaca

Publicado 25/11/2019 13:13:37CET
Asistencia ventricular izquierda
Asistencia ventricular izquierda - EUROPA PRESS - Archivo

   MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Un nuevo estudio de la Universidad de Yale (EEUU) apunta a una asociación clara entre el uso de terapia de bloqueadores neurohormonales y un aumento de la supervivencia y calidad de vida en pacientes con fallo cardíaco severo intervenidos quirúrgicamente con válvulas.

   La terapia de bloqueadores neurohormonales, que incluye tres categorías de fármacos, ha sido durante mucho tiempo el tratamiento estándar para el fallo cardíaco. Hasta ahora, sin embargo, la efectividad de este tratamiento no ha sido extensamente estudiada para pacientes con fallo cardíaco que usaran válvulas de asistencia ventricular izquierda, sino solo para aquellos que aún no habían sido operados. Estos dispositivos son cada vez más comunes porque representan una opción terapéutica para pacientes en el estadio final de esta patología, además del trasplante.

   Así, los científicos observaron que los pacientes que toman una combinación de las tres terapias principales que se comprenden dentro de los bloqueadores neurohormonales tenían una media de supervivencia del 56 por ciento, en comparación con el 43,9 por ciento para pacientes que no estaban tomando esta medicación.

   En el estudio, liderado por la profesora del Centro de Investigación de Yale, Nihar R. Desai, se observó a más de 12.000 pacientes operados con válvulas cardíacas entre 2008 y 2016. "Cuando vimos a los pacientes que seguían un régimen más intenso de terapias de fallo cardíaco, encontramos que tenían un tercio de riesgo de morir en comparación con aquellos que no seguían ninguna terapia", expresa la primera autora del estudio, Megan McCullough.

   Uno de los hallazgos más importantes fue la escasa recomendación del uso de esta terapia a sus pacientes por parte del personal sanitario. Esto se debe, según los investigadores, a la creencia generalizada de que los pacientes con válvulas deben estar demasiado enfermos para beneficiarse de estos fármacos.

   "Este estudio muestra que las mismas medicinas que mejoran la calidad de vida y la evolución de los pacientes sin válcula también puede ayudar a los pacientes operados de la misma", ha expresado Desai. "Un doctor que cuide de un paciente intervenido quirúrgicamente, después de que este se haya estabilizado, puede empezar a pensar en que aumentará sustancialmente su esperanza de vida si suministra estas terapias", ha añadido.

Contador