Los biomarcadores moleculares y los de imagen podrían predecir por qué no se responde bien a un fármaco

Actualizado 21/11/2011 14:35:29 CET

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los biomarcadores moleculares y los nuevos marcadores de imagen podrían ayudar a predecir precoz y eficazmente la respuesta a un tratamiento así como la aparición de determinados efectos adversos de la terapia farmacológica. En la actualidad, uno de cada tres pacientes padece esta situación.

Una de las causas de la variabilidad interpersonal --que puede oscilar entre el 20 y el 70 por ciento-- en la respuesta a los medicamentos es la interacción de los fármacos con los genes y con diversos factores ambientales

"La Farmacogenética podría permitir que, al menos, la mitad de las respuestas inadecuadas a los fármacos, sean previstas y evitadas", ha argumentado la jefa del Servicio de Farmacia Hospitalaria del HGU Gregorio Marañón de Madrid, la doctora María Sanjurjo. "Al menos la mitad de esta variabilidad que actualmente no es prevenible se va a poder predecir con la Farmacogenética", ha afirmado. "Con lo que contribuiremos a un uso eficiente de los recursos, sobre todo en el ahorro económico y social, ejerciendo el control de un elevado porcentaje de reacciones adversas y lo que estas suponen", ha argumentado.

Sanjurjo ha explicado que la aplicación de la Farmacogenética en la clínica era totalmente "impensable" hace algunos años, debido "principalmente" al déficit de conocimiento en este ámbito y a las limitaciones y coste de la tecnología existente en ese momento. "Ahora la traslación a la clínica de los avances farmacogenéticos es más sencilla, debido principalmente a la mejoría notable de la tecnología de análisis de la información genética y a la disminución de sus costes", ha insistido.

En este sentido, el Director del Instituto Gallego de Medicina Genómica, el doctor Ángel Carracedo, ha informado de la existencia de la tecnología necesaria para poder efectuar este tipo de pruebas con fiabilidad, alta sensibilidad y especificidad, "que permiten realizar un análisis poco costoso en un periodo de tiempo tal que no supone un retraso excesivo para el inicio del tratamiento".

BIOMARCADORES MOLECULARES

Así, los biomarcadores moleculares pueden ofrecer una información muy útil puesto que "son biomoléculas que se pueden relacionar con un rasgo genético y, por lo tanto, pueden tener una enorme utilidad clínica, tanto para el diagnóstico de enfermedades como para la elección de alternativas terapéuticas", ha explicado el Director Científico del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Gregorio Marañón, el doctor Rafael Bañares.

Entre las biomoléculas que pueden ser marcadores moleculares destacan las proteínas y el DNA, puesto que su aplicaciones "son útiles en la diferenciación de individuos, los análisis fitogenéticos y taxonómicos, el mapeo de genomas, la cuantificación de la variabilidad intra e interespecífica, la detección de infecciones o la propensión a sufrirlas, la localización de resistencias a enfermedades", ha señalado este experto.

Respecto a los biomarcadores de respuesta a fármacos, el doctor Ángel Carracedo ha señalado que "no solo pueden arrojar información en relación con el curso natural de la enfermedad, sino que también pueden usarse como blancos críticos contra los cuales dirigir balas farmacológicas altamente específicas". Muchos de ellos ya han sido aprobados y validados por las agencias norteamericanas y europeas de regulación de fármacos (FDA y EMA, respectivamente).

"Tanto la búsqueda de nuevos biomarcadores como la necesidad de contar con estudios para validar los existentes, abren un campo excitante de investigación para los próximos años y van a facilitar su integración definitiva en la práctica clínica", ha explicado Carracedo.

Por su parte, los biomarcadores de imagen se pueden definir como características extraídas de las imágenes adquiridas de un sujeto, que pueden medirse de forma objetiva y que se comportan como un indicador de un proceso biológico normal, una enfermedad o una respuesta a una intervención terapéutica.

La principal contribución de los marcadores de imagen es la proporción de un elemento de conocimiento funcional sobre lo que está ocurriendo en un lugar concreto del organismo.

JORNADA SOBRE FARMACOGENÉTICA

El Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, en colaboración con el Instituto Roche, celebra este lunes una jornada científica sobre 'Biomarcadores moleculares, Farmacogenética y marcadores de imagen'.

"Este encuentro permite no solo conocer cuál es el presente y el futuro de la Farmacogenética, sino también las claves para modificar la organización de los hospitales ante esta nueva realidad marcada por el diagnóstico genético y molecular", ha explicado Sanjurjo.

De esta manera, ha considerado que la excelencia en la gestión farmacoterapéutica pasa por conocer y aplicar las evidencias científicas farmacogenéticas.