Actualizado 26/03/2021 09:28 CET

Beneficios del ejercicio aeróbico si estás en diálisis

Archivo - Clase De Aeróbic En Madrid
Archivo - Clase De Aeróbic En Madrid - EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE MADRID - Archivo

   MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Un análisis de los ensayos clínicos publicados hasta el momento sugiere que el ejercicio aeróbico disminuye varios síntomas relacionados con la hemodiálisis, como el síndrome de las piernas inquietas, los síntomas de depresión, los calambres musculares y la fatiga, según publican los investigadores en la revista 'CJASN'.

   Las personas con insuficiencia renal a menudo experimentan múltiples y molestos síntomas -como fatiga, calambres musculares y dificultad para dormir- que afectan a su capacidad para realizar las actividades cotidianas y disfrutar de la vida.

   La hemodiálisis para tratar la insuficiencia renal no siempre reduce estos síntomas, y a veces puede empeorarlos, por lo que estos pacientes han señalado que encontrar tratamientos eficaces para los síntomas relacionados con la hemodiálisis debería ser una prioridad de la investigación.

   Recientemente se ha identificado el ejercicio como un tratamiento potencial prometedor para los síntomas relacionados con la diálisis, pero la investigación es limitada. Para proporcionar información adicional, un equipo dirigido por Clara Bohm, de la Universidad de Manitoba, en Canadá, buscó en la literatura médica y analizó todos los estudios relevantes que investigan los efectos del ejercicio aeróbico en los síntomas relacionados con la diálisis.

   La búsqueda descubrió 15 ensayos controlados aleatorios, con diferentes estudios que analizaban el síndrome de las piernas inquietas, los trastornos del sueño, los síntomas de ansiedad y depresión, los calambres musculares y la fatiga.

   El análisis del equipo de estos ensayos sugirió que el ejercicio aeróbico disminuye varios síntomas relacionados con la hemodiálisis, incluyendo el síndrome de las piernas inquietas, los síntomas de depresión, los calambres musculares y la fatiga.

   "Descubrimos que tan sólo 20 ó 30 minutos de ejercicio aeróbico 2 ó 3 veces por semana parecían mejorar varios síntomas comunes en las personas sometidas a hemodiálisis y hacer que se sintieran mejor", señala la doctora Bohm. Sin embargo, señala que se necesita mucha más investigación.

   "Se han publicado muy pocos estudios rigurosos y bien diseñados que analicen el efecto del ejercicio sobre los síntomas en personas sometidas a hemodiálisis, y se necesitan estudios más amplios que utilicen herramientas de medición estandarizadas para ayudarnos a determinar el efecto del ejercicio sobre los síntomas comunes en estos pacientes con mayor claridad", añade.

   La doctora Bohm explica que hay muchos síntomas relacionados con la hemodiálisis para los que no se ha estudiado el efecto del ejercicio, y la mayoría de las personas incluidas en los ensayos publicados eran hombres con niveles relativamente altos de función física.

   "Es necesario que los estudios futuros incluyan a personas con características diversas, en particular más mujeres, individuos de edad avanzada y personas con bajo nivel funcional, para ver si el ejercicio tiene efectos similares", recomienda.

   "Además --prosigue--, todavía no está claro qué intensidad y duración del ejercicio se requieren para ver los beneficios, y si hay un efecto diferente con diferentes tipos y ubicación del ejercicio, como el ejercicio realizado durante el tratamiento de diálisis o fuera de la diálisis".