Los bebés prematuros tienen menos probabilidades de formar pareja de adultos. Este es el motivo

Publicado 15/07/2019 7:49:38CET
Premature newborn  baby girl  bebé prematuro
Premature newborn baby girl bebé prematuroGETTY - Archivo

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los adultos que nacieron antes de término (menos de 37 semanas de gestación) tienen menos probabilidades de tener una relación romántica, una pareja sexual y experiencia de paternidad que los nacidos a término, según un metanálisis realizado por investigadores de la Universidad de Warwick (Reino Unido) con datos de hasta 4,4 millones de participantes adultos.

Concretamente este metaanálisis, realizado por investigadores del Departamento de Psicología de la Universidad de Warwick publicado este viernes en 'JAMA Open' ha mostrado que los nacidos prematuros tienen un 28% menos de probabilidades de tener pareja y un 22% menos de probabilidades de convertirse en padres, en comparación con los nacidos a término.

Los estudios que analizaron las relaciones sexuales de los niños prematuros encontraron que tenían 2,3 veces menos probabilidades de tener una pareja sexual en comparación con los términos completos.
Aquellos adultos que nacieron muy (<32 semanas de gestación) o extremadamente prematuros <28 semanas de gestación) tuvieron incluso menos posibilidades de tener relaciones sexuales, encontrar una pareja romántica o tener hijos a la misma edad que los nacidos a término.

Se ha demostrado que las relaciones cercanas e íntimas aumentan la felicidad y el bienestar tanto físico como mental. Sin embargo, los estudios también muestran que la formación de esas relaciones es más difícil para los adultos prematuros, ya que suelen ser tímidos, socialmente retraídos y bajos en la toma de riesgos y la búsqueda de diversión.

A pesar de tener menos relaciones cercanas, este metanálisis también reveló que cuando los adultos prematuros tenían amigos o un compañero, la calidad de estas relaciones era al menos tan buena en los prematuros en comparación con los adultos nacidos a término.

La primera autora del artículo, la doctora Marina Goulart de Mendonça, del Departamento de Psicología de la Universidad de Warwick, comenta que este hallazgo "no parece explicarse por una mayor tasa de discapacidad. Se ha encontrado que los niños prematuros tienen una vida social más pobre interacciones en la infancia que hacen que les sea más difícil dominar las transiciones sociales, como encontrar un compañero, que a su vez está comprobado que estimula su bienestar".

Por su parte, el autor principal, el profesor Dieter Wolke agrega que
"aquellos que cuidan a los niños prematuros, incluidos los profesionales de la salud de los padres y los maestros, deben ser más conscientes del importante papel del desarrollo social y la integración social para los niños prematuros. Como los niños prematuros tienden a ser más tímidos y retraídos, apoyarlos para que hagan amigos y se integren les ayudará a encontrar parejas románticas, tener relaciones sexuales y convertirse en padres, lo que mejorará su bienestar".