Publicado 03/11/2021 08:06CET

Beber moderadamente, ¿es malo para la salud?

Archivo - Business People Meeting Eating Discussion Cuisine Party Concept
Archivo - Business People Meeting Eating Discussion Cuisine Party Concept - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / RAWPIXEL LTD - Archivo

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

El mayor riesgo de mortalidad entre los abstemios respecto de los que beben alcohol moderadamente podría explicarse en gran medida por otros factores, como los problemas previos con el alcohol o las drogas, el tabaquismo diario o la mala salud en general, según un nuevo estudio publicado en la revista 'PLOS Medicine'.

Estudios anteriores han sugerido que las personas que no consumen alcohol tienen una tasa de mortalidad más alta que las que beben cantidades bajas o moderadas. En el nuevo estudio, los investigadores utilizaron datos de una muestra aleatoria de 4.028 adultos alemanes que habían participado en una entrevista estandarizada realizada entre 1996 y 1997, cuando los participantes tenían entre 18 y 64 años.

Se disponía de datos de referencia sobre el consumo de alcohol en los 12 meses anteriores a la entrevista, así como de otra información sobre la salud y el consumo de alcohol y drogas, así como de datos de mortalidad en el seguimiento realizado 20 años después.

Entre los participantes del estudio, 447 (11,10%) no habían bebido alcohol en los 12 meses anteriores a la entrevista de referencia. De estos abstemios, 405 (90,60%) eran antiguos consumidores de alcohol y 322 (72,04%) presentaban uno o más factores de riesgo de mayor mortalidad, como un antiguo trastorno por consumo de alcohol o un consumo de riesgo de alcohol (35,40%), fumar a diario (50,00%) o una salud autocalificada de regular a mala (10,51%).

Las 125 personas abstinentes del alcohol sin estos factores de riesgo no mostraron una diferencia estadísticamente significativa en la mortalidad total, cardiovascular o por cáncer en comparación con los consumidores de alcohol de bajo a moderado, y los que habían permanecido abstinentes del alcohol a lo largo de su vida presentaban una razón de riesgo de 1,64 en comparación con los consumidores de alcohol de bajo a moderado tras el ajuste por edad, sexo y consumo de tabaco.

"Los resultados apoyan la opinión de que las personas de la población general que actualmente son abstinentes del alcohol no tienen necesariamente un tiempo de supervivencia más corto que la población con un consumo de alcohol de bajo a moderado --dicen los autores--. Los hallazgos hablan en contra de las recomendaciones de beber alcohol por razones de salud".

Ulrich John, de la Universidad de Medicina de Greifswald (Alemania), autor del estudio, añade que "durante mucho tiempo se ha asumido que el consumo de alcohol de bajo a moderado podría tener efectos positivos para la salud, basándose en el hallazgo de que los abstemios de alcohol parecían morir antes que los bebedores de bajo a moderado".

"Descubrimos que la mayoría de los abstemios tenían problemas con el alcohol o las drogas, un consumo de riesgo de alcohol, fumar tabaco a diario o una salud entre regular y mala en su historial, es decir, factores que predicen una muerte temprana", concluye.

Para leer más