Baselga aboga por crear plataformas genómicas en los hospitales para estudiar las mutaciones de cada cáncer de mama

Actualizado 16/11/2012 18:14:14 CET
José Baselga
EUROPA PRESS

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del grupo Solti, director de la División de Oncología y director asociado del Massachusetts General Hospital, José Baselga, ha abogado por implantar en la mayor parte de los hospitales españoles plataformas de secuenciación genómica que permitan conocer e investigar la existencia de las mutaciones que se producen en el cáncer de mama.

Y es que, según ha explicado después de asistir al 'IV Solti Scientific Meeting', en la descripción del genoma de los cánceres de mama se ha visto que hay una serie de mutaciones que están presentes y que son "muy frecuentes" en este tipo de tumores. Además, estas mutaciones son "informativas" dado que se caracterizan con un pronóstico concreto.

"Cada mutación lleva asociada a ella una personalidad y eso te ofrece una oportunidad de intervención terapéutica. Por ejemplo, hay inhibidores contra estas mutaciones que están presentes. Cuando esto ocurre, el planteamiento es establecer en los hospitales la capacidad de mirar la existencia de estas mutaciones y, para ello, es necesario incorporar plataformas de secuenciación", ha subrayado el experto.

En España existen centros que cuentan ya con esta tecnología como el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, el Hospital Clínico de Valencia y el Doce de Octubre de Madrid que está comenzando a implantarlo.

Sin embargo, según ha destacado Baselga, lo "importante" es que se incorporen plataformas con resultados que puedan ser comparables y estudiar la forma en la que los centros hospitalarios que no tienen estas plataformas puedan también hacer estos estudios. En este sentido, el investigador ha asegurado que el coste que suponen estas plataformas es "bajísimo" y que, además, será "más barato en un futuro.

"La discusión está en cómo lo implantamos. ¿Cuántos genes miramos?, ¿con qué profundidad?, ¿sólo vamos a mirar un número concreto de mutaciones o vamos a mirar todo el gen?", ha cuestionado, para señalar que, posiblemente, "el futuro enfoque sea que, para entrar en estudios clínicos, se haga algo que sea muy fácil y se miren genes limitados con mutaciones que sean frecuentes".

Dicho esto, Baselga ha explicado el poder que tiene un paciente ya que si en un estudio amplio hay uno que "sorprendentemente" tiene una respuesta "espectacular" al tratamiento que se le está suministrando, ese es el que tiene "las llaves de la curación". "En su tumor está la respuesta y esos tumores son los que hay que machacar. Por tanto, a partir de un paciente se puede abrir un campo", ha recalcado.

NUEVAS VÍAS MOLECULARES ALTERADAS

Por otra parte, el investigador, y a partir del 1 de enero director médico del hospital Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York, ha informado de que actualmente hay una vía de investigación que consiste en identificar nuevas vías moleculares que estén alteradas en el cáncer de mama y que son susceptibles de ser tratadas con nuevos genes antitumorales.

"Estamos presentando una nueva vía, que es la vía del fosfoinositol 3 quinasa, que es un gen que hemos descubierto que está mutado con mayor frecuencia en el cáncer de mama, en aproximadamente un 30 por ciento de los pacientes con cáncer de mama. En este sentido, estamos ya teniendo por primera vez resultados clarísimos de beneficio clínico en pacientes que tienen esta mutación. Nuestra obligación está ahora en avanzar en estos estudios para abarcar pacientes en estadíos más iniciales", ha recalcado Baselga.

Por último, el experto ha comentado que otra de las principales líneas de investigación abiertas en este momento es la de saber identificar cuál es el mejor pronóstico para cada paciente. Y es que, según ha lamentado, actualmente se están dando tratamientos de quimioterapia a mujeres que no lo necesitan dado que el tumor tiene un buen pronóstico.

"Esta es una línea de investigación muy prometedora porque nos va a disminuir el número de pacientes que van a estar sometidas a tratamientos tóxicos innecesarios", ha zanjado el experto.