Publicado 26/08/2020 7:29:32 +02:00CET

Las bacterias 'orales' pueden alterar el equilibrio del microbioma vaginal

Infección de orina
Infección de orina - TECH SALES COMUNICACIÓN - Archivo

MADRID, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

La vaginosis bacteriana (VB) es un desequilibrio del microbioma vaginal que puede provocar problemas de salud, pero los mecanismos subyacentes a estos procesos no se conocen bien. Un estudio de la Universidad de California en San Diego ha demostrado que las bacterias 'orales' pueden alterar el equilibrio del microbioma vaginal, según publican en la revista 'PLOS Biology'.

La investigadora Amanda Lewis y sus colegas sugieren que las relaciones mutuamente beneficiosas entre diferentes especies de bacterias vaginales pueden estimular el crecimiento de patógenos potencialmente dañinos, como la bacteria oral común 'Fusobacterium nucleatum'.

Su trabajo desafía la creencia de que un entorno de vida adecuado que respalda la colonización de patógenos se crea únicamente por la ausencia de bacterias saludables y puede explicar los vínculos clínicos previos entre el sexo oral y la VB.

Para analizar la interacción entre las comunidades bacterianas y la capacidad de diferentes bacterias para acceder a los nutrientes requeridos en un microbioma ya ocupado, Lewis y sus colegas llevaron a cabo experimentos en muestras vaginales humanas y en ratones. Inocularon ratones o comunidades vaginales de ratones con 'F. nucleatum 'y encontraron evidencia de un aumento de las actividades bioquímicas previamente vinculadas con la VB, como la enzima sialidasa.

Después de realizar modelos en ratones, los autores realizaron experimentos similares en los que 'Fusobacterium nucleatum', una bacteria que se encuentra en la boca y está relacionada con la enfermedad de las encías, la infección intrauterina y el parto prematuro, se inoculó en comunidades microbianas vaginales humanas cultivadas a partir de hisopos vaginales de veintiuna mujeres.

Las muestras incubadas con 'Fusobacterium' mostraron niveles más altos de múltiples indicadores clave de VB en comparación con los microbiomas de mujeres idénticos incubados sin 'Fusobacterium'.

Los experimentos llevaron al descubrimiento de que 'Fusobacterium nucleatum' no actúa en una relación unidireccional simple con otras bacterias, sino que puede entablar una relación de beneficio mutuo, lo que podría fomentar la disbiosis (desequilibrio microbiano) en comunidades vaginales susceptibles.

'Fusobacterium' fue ayudado por bacterias en comunidades similares a BV que producen una enzima llamada sialidasa, lo que le permite consumir ácidos siálicos del moco producido por el huésped. También actuó mediante mecanismos desconocidos para beneficiar enormemente el crecimiento de 'Gardnerella vaginalis', un productor de sialidasa que se cree que es un actor clave en la VB.

Los investigadores han demostrado que el beneficio mutuo entre las especies de bacterias puede promover la colonización de patógenos de la vagina y estimular las características de la disbiosis vaginal. Sin embargo, se necesitan estudios adicionales para desarrollar modos de prevención o tratamiento de la VB en mujeres.

El 'Fusobacterium' está muy extendido en la boca humana y crece mucho en la placa dental, por lo que los autores especulan que puede introducirse durante el sexo oral, lo que ha sido identificado en algunos estudios clínicos como un factor de riesgo para la VB.