Los avances en terapias personalizadas mejoran "notablemente" las tasas de curación de la leucemia aguda mieloide

Actualizado 07/06/2011 15:49:57 CET

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los avances en el conocimiento de la biología molecular y el posterior desarrollo de terapias personalizadas y adaptadas han mejorado "notablemente" las tasas de curación de la leucemia aguda mieloblástica (LAM), según los expertos reunidos en Madrid en la revisión sobre la patología organizada por MD Anderson Cancer Center.

"La leucemia aguda mieloide, que era una enfermedad con unos índices de curación muy bajos hace dos o tres décadas, en la actualidad, y especialmente en los pacientes más jóvenes, estamos alcanzando cifras cercanas al 40 ó 50 por ciento, pero incluso hay un subtipo de LAM, como es la leucemia aguda promielocítica, para el que las tasas de curación pueden alcanzar hasta el 80 por ciento de los pacientes", concreta el jefe del Departamento de Hematología del MD Anderson Cancer Center Madrid, José Francisco Tomás.

Por ello, en materia de diagnóstico todos los especialistas coinciden en destacar la importancia de un diagnóstico con técnicas moleculares y citogenéticas de alto nivel, que permitan definir con mayor precisión cada caso clínico de leucemia y determinar así el tratamiento más adecuado y efectivo según las características de cada paciente.

Así, como consecuencia de la complejidad de la propia enfermedad, la necesidad de un diagnóstico completo y pormenorizado, así como la particularidad de los tratamientos clínicos los participantes del encuentro consideran que esta patología "debe ser tratada únicamente en centros especializados", ya que al ser una enfermedad no muy común, la experiencia de los profesionales sanitarios es "especialmente relevante".

Por otro lado, a la hora de valorar los avances terapéuticos, los expertos reunidos en Madrid analizaron la disposición de nuevos fármacos, tanto aquellos dirigidos a algunos de los nuevos marcadores moleculares como revisaron el empleo de quimioterapia, que sigue siendo la base del tratamiento. Los participantes también coinciden en indicar que el papel del trasplante de médula ósea alogénico (aquel en el que se necesita un donante compatible) "continúa siendo muy relevante," puesto que es el tratamiento de elección en más de un tercio de los pacientes.