Actualizado 10/01/2013 13:32:04 +00:00 CET

El aumento de las emisiones de mercurio supone un riesgo para la salud en países en desarrollo, según la ONU

GÉNOVA, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

El aumento de las emisiones de mercurio en varios países en vías de desarrollo supone un riesgo para la salud de los ciudadanos y un aumento de daños medioambientales, según un estudio del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP, en sus siglas en inglés).

El informe destaca que regiones de África, Asia y América del Sur podrían aumentar las emisiones de mercurio en los próximos años, debido principalmente a la utilización de elementos tóxicos en la minería de oro a pequeña escala, así como a la combustión de carbón para generar electricidad.

Así, 'La evaluación global del mercurio' recoge que desde el año 2005 se han duplicado las emisiones de este metal desde las minas artesanales de oro, debido principalmente al aumento en los precios del oro. En este caso, Asia es la mayor emisora de mercurio y representa casi la mitad de todas las emisiones globales.

El estudio de la UNEP evalúa por primera vez el nivel de emisiones mundiales de mercurio en los ríos y lagos. La mayor parte de las exposiciones del hombre al mercurio se producen a través de pescado contaminado, por lo que los medios marinos suponen un foco importante de estas emisiones.

En el último siglo, las acciones del hombre han provocado que se duplique la cantidad de mercurio en las aguas de los océanos principales. Asimismo, las concentraciones de este material en aguas más profundas también han incrementado un 25 por ciento. En concreto, el informe estima que 260 toneladas de mercurio están siendo liberadas en los ríos y lagos.

"El mercurio ha sido conocido como una toxina y un riesgo durante siglos, pero hoy en día contamos con muchas tecnologías alternativas y los procesos necesarios para reducir sus riesgos para millones de personas, entre ellas embarazadas y sus bebés", ha explicado el director ejecutivo de la UNEP, Achim Steiner.

En este sentido, el estudio será presentado la próxima semana junto a otro informe en el que se urge a los diferentes Gobiernos a actuar para "minimizar" riesgos. La UNEP prevé que en caso de cumplir con determinadas medidas se podría reducir los casos de trastornos neurológicos y de comportamiento en el mundo, así como otros problemas de salud relacionados con el mercurio.