Atacar células inmunitarias específicas en la placa puede reducir el riesgo cerebrovascular

El colesterol bajo, relacionado con mayor riesgo de hemorragia cerebral en las mujeres
ARCHIVO
Publicado 16/05/2019 7:02:43CET

   MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

   Un tipo específico de célula inmunitaria se encuentra con mayor frecuencia en la placa arterial de pacientes que sufrieron un accidente cerebrovascular reciente o un mini accidente cerebrovascular, según una investigación preliminar presentada en 'Vascular Discovery Scientific Sessions' de la Asociación Americana del Corazón 2019, el principal intercambio mundial de los últimos avances en investigación científica nueva y emergente en arteriosclerosis, trombosis, biología vascular, enfermedad vascular periférica, cirugía vascular y genómica funcional.

   El hallazgo plantea la posibilidad de que algún día la terapia inmunológica dirigida pueda reducir la aparición de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular en pacientes de alto riesgo. "A pesar de décadas de investigación, no sabemos cómo predecir y prevenir que la placa se rompa en las arterias", afirma Chiara Giannarelli, autora principal del estudio y profesora asistente de Medicina (Cardiología), y Genética y Ciencias del Genoma en la Escuela de Medicina Icahn en el Centro Médico Mt. Sinai en Nueva York, Estados Unidos.

   "La mayor parte de la investigación ha involucrado observar el tejido humano bajo el microscopio. Esto nos ha ayudado a comprender mejor muchas características de la placa rota, pero se sabe poco sobre cómo y qué tipo de células individuales contribuyen más a las rupturas que causan un accidente cerebrovascular o un ataque al corazón", añade.

   En dos grupos separados de pacientes, los científicos analizaron la placa de un total de 38 pacientes (edad promedio de 72 años, 40 por ciento de mujeres) que se sometieron a un procedimiento para extirpar la placa que estrecha las arterias carótidas y reducir el suministro de sangre al cerebro. Algunos pacientes no tenían síntomas, mientras que otros habían experimentado un accidente cerebrovascular o un mini accidente cerebrovascular en los últimos seis meses.

   Los investigadores utilizaron por primera vez una técnica llamada citometría de masas para encontrar la composición celular básica del tejido de la placa de 15 pacientes. "Encontramos un dominio inesperado de las células T en esta placa", afirma Dawn Fernández, autora principal del estudio y becaria postdoctoral en Cardiología en la Escuela de Medicina Icahn de Nueva York. "Estos hallazgos en la placa fueron diferentes y no se relacionaron con los niveles de células T encontrados en las muestras de sangre de los pacientes", añade.

LAS CÉLULAS T, DOMINANTES EN LAS PLACAS AVANZADAS

   Los científicos ampliaron estos hallazgos en un segundo análisis de citometría de masas para estudiar a los 23 pacientes restantes y utilizaron tecnologías de vanguardia para analizar la expresión de genes en todas las células inmunes individuales en la placa para estudiar su función. De esta forma, encontraron que las células T dominan las placas avanzadas; y un subtipo de células T, llamadas células de memoria efectoras positivas para CD4, fueron más comunes en pacientes que previamente habían tenido un accidente cerebrovascular o un mini accidente cerebrovascular.

   "Este análisis resalta que hay una inflamación localizada impulsada por las células T en la placa aterosclerótica que no está relacionada con ninguna respuesta inmune sistémica", afirma Giannarelli. Dice que los hallazgos son particularmente intrigantes a la luz de investigaciones previas sobre enfermedades del corazón dirigidas al sistema inmunológico.

   En los resultados que la Asociación Americana del Corazón consideró uno de los principales avances de 2017, el estudio multicéntrico 'CANTOS' encontró que los ataques cardiacos y los accidentes cerebrovasculares podrían reducirse al administrar un medicamento (canakinumab) que disminuye la inflamación atacando la célula inmunitaria interleucina-1 beta. Interleucina-1 beta es parte del sistema inmune innato que proporciona la primera línea de defensa del cuerpo contra las bacterias u otras sustancias extrañas.

   "Este estudio de hito finalmente demostró la teoría inflamatoria de las enfermedades del corazón --afirma Giannarelli--. Nuestro estudio encontró que la placa de los pacientes con accidente cerebrovascular está llena de células T que forman parte del sistema inmunitario adaptativo, una segunda línea de defensa especializada en el cuerpo. Esto puede ayudarnos a identificar los objetivos de las nuevas terapias inmunológicas para las etapas finales de la aterosclerosis".

   No obstante, señala que el pequeño tamaño de la muestra del estudio limita su poder para detectar diferencias adicionales en los tipos de células inmunitarias en subconjuntos de pacientes, como los fumadores o aquellos con presión arterial alta.

Contador