Actualizado 30/09/2010 15:46 CET

Asturias.-Salud advierte que se consolida el policonsumo de drogas en momentos de ocio, con presencia de alcohol

El consumo de tabaco y alcohol comienza a los 13 años y aumenta el uso de fármacos, un 18% entre las mujeres y un 9% en los hombres.

OVIEDO, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud y Servicios Sanitarios del Principado, Ramón Quirós, ha advertido este jueves de que "se ha consolidado el uso de las drogas en un contexto de ocio con policonsumo, entre las que siempre está presente el alcohol".

"Muchas veces es más importante el contexto que la sustancia en sí, lo que significa que hay que trabajar de una manera mucho más personalizada en función de las poblaciones concretas y los ámbitos en los que se consume", ha señalado en declaraciones a los medios.

De este modo, el consejero ha argumentado la necesidad del nuevo Plan sobre Drogas del Principado de Asturias 2010-2016 que se presenta en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo y que pretende abordar las nuevas realidades del consumo de drogas en la comunidad.

Así, Quirós elogia el anterior plan de drogas que durante una década supuso "un cambio notable en la manera de trabajar", aunque afirmó que "las cosas han cambiado", por lo que se ha revisado el trabajo hecho y se han elaborado nuevas estrategias.

Junto a la consolidación del consumo de drogas en momentos de ocio, el consejero también explica que hay otras situaciones que afrontar como el hecho de que "los consumidores más problemáticos, los que venían de la crisis de la heroína, han ido envejeciendo y presentan una elevada proporción de deterioro mental que está generando nuevos desafíos en la manera de atender a estos pacientes".

Entre las novedades del plan está la incorporación de la perspectiva de género. "Si en población adulta todavía hay diferencias a favor del consumo entre varones, en la población más joven la tendencia es a consumos muy parecidos", explica señalando que la igualdad entre chicas y chicos se observa también en el ocio y el consumo.

Por todo ello, durante su intervención en la inauguración de la jornada, el consejero defiende que "hay que seguir trabajando en los contextos de consumo y el ámbito comunitario que es donde están los desafíos". Asimismo, resalta la existencia de un ligero descenso del consumo en los últimos años tras los incrementos registrados en el año 2000; al tiempo que afirmó que se han triplicado los recursos para trabajar en los lugares de ocio y en los ámbitos comunitarios con más de 900.000 euros.

Además, el consejero puso en valor la coordinación y colaboración de las Administraciones y los agentes sociales para evaluar resultados y proponer actuaciones unidas al tratamiento integral y las políticas de prevención y reinserción social. De hecho, resalta que desde hace meses se abrió el borrador del nuevo plan al debate social y se aceptaron alegaciones para mejorar "entre todos" el documento final.

Por su parte, la delegada del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Carmen Moya, afirma que el nuevo Plan sobre drogas del Principado está en "clara sintonía" con la estrategia nacional y cuenta con "una gran calidad técnica".

Junto a ella, el concejal del Ayuntamiento de Oviedo Gerardo Antuña también destaca el compromiso de las Administraciones locales, autonómicas y el Gobierno central para combatir entre todos, y de forma coordinada, el fenómeno social de las drogas.

CONSUMO DE DROGAS

Respecto a los perfiles de inicio de consumo entre los jóvenes asturianos, el consejero recuerda que se establecen entre los 13 y 14 años para el tabaco y el alcohol, un poco después aparece el consumo de cannabis, y posteriormente otros consumos menos generalizados como la cocaína.

"Este plan enfatiza trabajar específicamente en los consumos legales de tabaco y alcohol, porque son importantes, seguida de la cocaína, mientras que el consumo de marihuana ha disminuido a poco más del 1 por ciento", comenta el consejero.

Además, Quirós incide en que está aumentando la tendencia de consumo de sustancias que son legales, sobre todo fármacos, para que mezclándolos salgan otros productos no terapéuticos. "Empezamos a ver que muchos jóvenes empiezan a tomar sustancias que obtienen de sus padres o del ámbito sanitario pero con otros fines", dice.

En este sentido, el consejero de Salud también destace que en Asturias hay un importante trabajo que hacer frente al aumento del uso de fármacos, especialmente de tranquilizantes y ansiolíticos, ya que el consumo se sitúa casi en un 18 por ciento entre las mujeres, y un 9 por ciento en el caso de los hombres.