Más de un centenar de hosteleros se concentran en Oviedo para protestar contra la Ley antitabaco

Actualizado 14/03/2011 20:10:49 CET
- Reuters

OVIEDO, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Más de un centenar de hosteleros asturianos se han concentrado este lunes frente a la Delegación del Gobierno, en Oviedo, para protestar por la aplicación de la Ley antitabaco, que ha supuesto unas pérdidas aproximadas de entre el 10 y el 40 por ciento de la facturación, según datos del sector.

El presidente de Hostelería de Asturias, José Luis Almeida, ha defendido que estos dos primeros meses de aplicación son tan sólo "la punta del iceberg" porque lo peor para los establecimientos hosteleros llegará en verano, con el buen tiempo, cuando la gente opte por terrazas y espacios abiertos. Además, ha asegurado que los más afectados son los bares y restaurantes "pequeños", de menos de cien metros cuadrados, y los de ocio nocturno, donde se suma el problema del ruido de quienes salen a la calle a fumar.

Asimismo, ha insistido en que el sector apoya una ley sanitaria, en la que el no fumador y el propio establecimiento "podían elegir". Al respecto, ha defendido que "si el sector de la hostelería no hizo más sitios de no fumadores es porque la propia sociedad no lo demandó". En este punto, ha recordado que los establecimientos de mayor tamaño ya tenían espacios habilitados para no fumadores, con lo que el problema en Asturias estaba resuelto.

Almeida ha aludido además a la preocupación de los hosteleros ante el cambio de hábitos de sus principales clientes, los fumadores, a quienes se ha "echado" de los negocios.

Por todo ello, y mediante la lectura de un manifiesto, el sector le ha pedido al Gobierno que "rectifique" y adopte las medidas necesarias para suspender inmediatamente la aplicación de esta ley y acuerde otra que no afecte a la supervivencia de un sector "muy importante para el futuro económico de Asturias".

Almeida ha acusado a los responsables políticos de "mentir" a todos los españoles al asegurar que la inmensa mayoría de los países de la Unión Europea había adoptado la prohibición total y al decir que la Comisión lo impondría por directiva en 2012.

En su opinión, el principal motivo de la decisión es que el Estado no perdiese los "sustanciosos ingresos" que obtiene con la venta del tabaco, gracias a la aprobación de catorce mil nuevos puntos de venta.

"No a la prohibición total que nos arruina, sí a la salud de los trabajadores, sí a los derechos de los fumadores y, sobre todo, no a esta ley antihostelería", ha concluido.

La concentración de Oviedo coincide este lunes con las de Toledo y Santander y sucede a las celebradas en Palencia, Castellón, Valencia, Valladolid, Vigo, Madrid, León, Vizcaya, Cuenca, Albacete, Guadalajara y Aragón.