Actualizado 16/02/2012 13:24:34 +00:00 CET

Ángel, el gijonés trasplantado, agradece "eternamente y de corazón" la solidaridad de la familia del donante

Ángel, El Gijonés Trasplantado De Antebrazo
EUROPA PRESS

Dos semanas después de la intervención recibe el alta hospitalaria e inicia el proceso de rehabilitación con el apoyo de su mujer

OVIEDO, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

Ángel, el gijonés de 45 años que se ha convertido en el primer trasplantado de antebrazo de Asturias, ha agradecido "eternamente y de corazón" la solidaridad de la familia del donante, a la que no conoce y que le ha permitido recuperar las funciones del brazo izquierdo después de sufrir hace cuatro años un accidente laboral en el que perdió ambos brazos.

El paciente, que ha recibido el alta hospitalaria dos semanas después de la intervención inicia ahora un largo proceso de rehabilitación con el apoyo de su mujer. "Me encuentro bien y con mucho ánimo", ha dicho en rueda de prensa acompañado por el director médico del HUCA, Francisco Javier Vadillo, y el jefe de Cirugía, Daniel Camporro.

Asimismo, ha querido destacar el "apoyo incondicional" de su familia, en especial de su mujer y su hermano, ya que sus padres han fallecido. Así, explicó que su deseo tras el accidente en la térmica de La Felguera, en la que tocó un cable de alta tensión con el hombro y perdió los dos brazos, era tener "algo de movilidad" para ser de ayuda.

Como ejemplo de las actividades cotidianas que quería retomar señaló algo tan básico como poder rascarse "la cara o el pelo". "Para mí cualquier cosa de esas es un mundo", ha resaltado.

Desde el punto de vista médico, el doctor Camporro indicó que el proceso de rehabilitación podría dilatarse unos doce meses y tendrán que realizarse pruebas para evitar el rechazo.

Igualmente, Francisco Javier Vadillo ha querido agradecer a Ángel su confianza en el equipo del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) sin olvidar la importancia del donante y su familia, a la vez que ha incidido en que este tipo de experiencias evidencian que es posible que "un sueño se haga realidad". "Ángel ha abierto esa puerta para muchas personas", ha añadido.

La compleja operación, de casi 11 horas, contó con la participación de un equipo de cerca de 50 profesionales y se convierte en la cuarta de España, tras dos realizadas en Valencia y una en Barcelona.