Publicado 24/06/2021 07:44CET

Asocian la secreción autónoma de cortisol al riesgo de mortalidad

Archivo - Corazón roto, medicina.
Archivo - Corazón roto, medicina. - NUTHAWUT SOMSUK - Archivo

   MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio de cohorte retrospectivo ha descubierto que la secreción autónoma de cortisol se asocia con un riesgo de muerte y enfermedad cardiovascular de 2 a 3 veces mayor en pacientes con incidentalomas suprarrenales. Esta información podría ayudar a tomar decisiones sobre qué pacientes deben ser recomendados para la adrenalectomía, según publican los investigadores en la revista 'Annals of Internal Medicine'.

   La secreción autónoma de cortisol en pacientes con tumores suprarrenales descubiertos incidentalmente en las imágenes, o incidentalomas, se asocia a un aumento de la mortalidad, pero no se sabe cómo afectan los niveles específicos de secreción de cortisol al riesgo de mortalidad.

   Investigadores del Hospital Universitario de Skane, en Suecia, estudiaron a pacientes consecutivos que tenían incidentalomas suprarrenales identificados entre 2005 y 2015 en dos hospitales del país para medir la asociación entre la mortalidad y los niveles de secreción autónoma de cortisol.

   Los pacientes se agruparon según los niveles de cortisol en plasma de menos de 50, 50 a 82, 83 a 137, o 138 nmol/L y más. Los datos se recopilaron a partir de registros nacionales durante un máximo de 14 años.

   Los investigadores descubrieron que el riesgo de mortalidad aumentaba linealmente hasta que los niveles de cortisol alcanzaban los 200 nmol/L. Un nivel de cortisolDST de 83 a 137 nmol/L se asoció a un aumento de la mortalidad de 2 veces, y un nivel de cortisolDST de 138 nmol/L o superior se asoció a un aumento de la mortalidad de 3 veces. Un nivel de cortisol en el rango de 50 a 82 nmol/L no se asoció con un mayor riesgo de muerte en un plazo de 5 a 10 años.

   Basándose en estos resultados, los autores recomiendan que los clínicos traten los factores de riesgo cardiovascular conocidos en estos pacientes e incorporen los hallazgos en las decisiones de tratamiento, incluyendo la realización o no de la cirugía.