Publicado 20/10/2020 08:05CET

Asociada la contaminación a mayor riesgo de ingresos hospitalarios por Parkinson y Alzheimer

Asian man wearing mouth mask against air pollution
Asian man wearing mouth mask against air pollution - GETTY - Archivo

   MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La contaminación del aire se asocia significativamente con un mayor riesgo de ingresos hospitalarios por varios trastornos neurológicos, incluida la enfermedad de Parkinson, el Alzheimer y otras demencias, según un estudio a largo plazo sobre más de 63 millones de adultos mayores estadounidenses, dirigido por investigadores en la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, publicado en la revista 'The Lancet Planetary Health'.

   El estudio, realizado con colegas de la Facultad de Salud Pública Rollins de la Universidad de Emory y de la Facultad de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, es el primer análisis a nivel nacional de la relación entre la contaminación por partículas finas (PM2,5) y las enfermedades neurodegenerativas en Estados Unidos.

   "El informe de 2020 de la Comisión Lancet sobre prevención, intervención y atención de la demencia ha agregado la contaminación del aire como uno de los factores de riesgo modificables para estos resultados", resalta Xiao Wu, estudiante de doctorado en bioestadística en la Harvard Chan School y coautor principal de el estudio.

   "Nuestro estudio se basa en la base de evidencia pequeña pero emergente que indica que las exposiciones a PM2.5 a largo plazo están relacionadas con un mayor riesgo de deterioro de la salud neurológica, incluso a concentraciones de PM2.5 muy por debajo de los estándares nacionales actuales", explica.

   Los investigadores analizaron el valor de 17 años (2000-2016) de datos de admisiones hospitalarias de 63,038,019 beneficiarios de Medicare en Estados Unidos y los vincularon con concentraciones estimadas de PM2.5 por código postal.

   Teniendo en cuenta posibles factores de confusión, como la situación socioeconómica, descubrieron que, por cada aumento de 5 microgramos por metro cúbico de aire (microgramos/m3) en las concentraciones anuales de PM2,5, había un 13% de aumento del riesgo de ingresos hospitalarios por primera vez tanto para la enfermedad de Parkinson como para la enfermedad de Alzheimer y las demencias conexas.

   Este riesgo se mantuvo elevado incluso por debajo de los niveles supuestamente seguros de exposición a PM2,5, que, según las normas actuales de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, es un promedio anual de 12 microgramos/m3 o menos.

   "Nuestro estudio en todo Estados Unidos muestra que los estándares actuales no protegen lo suficiente a la población estadounidense que envejece, lo que destaca la necesidad de estándares y políticas más estrictas que ayuden a reducir aún más las concentraciones de PM2.5 y mejorar la calidad del aire en general", señala Antonella Zanobetti, investigadora principal en el Departamento de Salud Ambiental de la Harvard Chan School y coautora principal del estudio.

Para leer más