Publicado 30/05/2022 17:58

La asociación de adicción al tabaco en cualquier problema de salud mental aparece en más de un 75%

Archivo - Tabac, cigarro, cenicero, fumar, fumador
Archivo - Tabac, cigarro, cenicero, fumar, fumador - TOMASZ SIENICKI - Archivo

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La asociación de adicción al tabaco en cualquier problema de salud mental aparece en más de un 75%, "por lo que es la patología dual más frecuente y casi siempre obviada", señala el doctor Ignacio Basurte, director médico de la Clínica López Ibor, quien afirma que es necesario prestar atención a la patología dual.

En España, según la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD), los pacientes con trastorno mental consumen el 40% del tabaco total y fuman de dos a cuatro veces más que la población general. Pero, aunque su consumo sea mayor que el de la población que no padece un problema de salud mental, se han beneficiado menos de las políticas de reducción de consumo.

Para poner solución el experto señala que es necesario poner el foco en ellos y en su tratamiento, ya que las personas que reciben tratamiento para los trastornos mentales tienen más probabilidad de disminuir la incidencia de consumo de tabaco, frente a aquellas personas con trastornos mentales sin tratamiento.

"Es importante transmitir la discriminación que finalmente sufren las personas con trastornos mentales, dado que en estudios realizados en EEUU y replicados en Inglaterra, son los mayores consumidores de tabaco en términos económicos (44%) y se les está penalizando por tener un trastorno mental, como es la adicción al tabaco", aclara el doctor Basurte.

Las personas con problemas de salud mental fallecen finalmente por problemas derivados del consumo de tabaco, siendo ésta la principal causa de morbimortalidad. Por tanto, recuerda que "es un problema serio, que no se afronta desde la perspectiva de salud mental, dejándolo en manos de otras especialidades médicas".

Todas las adicciones pueden tratarse y mejorar, permitiéndonos volver a hacer una vida normal y consiguiendo nuestros objetivos personales, incluso aunque en este proceso podamos tener recaídas, siempre hay oportunidad de aprender de ellas y conseguir dejar de realizarlas.

En pacientes con otros trastornos mentales conseguir abstinencia en trastorno de uso de tabaco puede mejorar el resultado del tratamiento de otras adicciones a largo plazo. Como perspectivas de futuro, el diagnóstico del trastorno por uso del tabaco (TUT) debería de obtener mayor relevanciapara que los pacientes con otros trastornos mentales (patología dual) puedan recibir la atención multidisciplinar y tratamiento integrado adecuados que les permita reducir o abandonar el consumo de tabaco.

"El tratamiento del Trastorno por Uso del Tabaco influye en la mejora también de los otros trastornos mentales, por lo que el abordaje debe siempre intentarse de forma integrada y conjunta, como en general la patología dual", concluye el director médico de la Clínica López Ibor y experto en Patología Dual.