Asma y EPOC, vinculadas al polvo, gases y vapores del trabajo

Publicado 08/07/2019 12:07:08CET
La inhalación de vapores, gases, polvo o gases en el trabajo inciden directamente en la salud pulmonar
La inhalación de vapores, gases, polvo o gases en el trabajo inciden directamente en la salud pulmonarATS

   MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Una de cada diez enfermedades pulmonares no cancerosas son causadas por la inhalación de vapores, gases, polvo o gases en el trabajo, según una investigación de la American Thoracic Society (EEUU) y European Respiratory Society (EU) en el 'American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine'.

   Los estudios, realizados durante más de dos décadas por 13 expertos clínicos y de respiración de las dos sociedades respiratorias, encontraron una conexión entre las enfermedades pulmonares y los riesgos derivados de la actividad laboral. Los autores apuntaron a una gran variedad de afecciones respiratorias, desde asma y EPOC hasta fibrosis cicatricial e infecciones seleccionadas.

   "El papel del factor laboral en la mayoría de las enfermedades pulmonares está poco reconocido" afirmó D. Blanc, jefe de la División de Medicina Ocupacional y Ambiental de la Universidad de California en San Francisco y coordinador de la investigación. Además, resaltó que "no apreciar la importancia de los factores relacionados con el trabajo en tales condiciones impide el diagnóstico, el tratamiento y, lo que es más importante, la prevención de enfermedades adicionales".

    En particular los investigadores vincularon a los riesgos laborales enfermedades como el asma (16%), la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC (14%), la bronquitis crónica (13%), la fibrosis pulmonar idiopática (26%), la neumonitis por hipersensibilidad (19%), la sarcoidosis y otras enfermedades granulomatosas (30%), la proteinosis alveolar pulmonar (29%), la neumonía adquirida en la comunidad en adultos en edad laboral(10%) y la tuberculosis en trabajadores expuestos al polvo de sílice (2%).

   El doctor Blanc agregó que los hallazgos ponen de manifiesto "una magnitud de riesgo recientemente reconocida" y anima a que los médicos consideren no solo la afección respiratoria sino también la ocupación del paciente. Igualmente espera que los descubrimientos "harán que los encargados de formular políticas se tomen en serio la prevención de este tipo de enfermedades entre las mujeres y hombres que trabajan en todo el mundo".

Contador