La artroscopia de cadera permite a pacientes jóvenes y deportistas volver antes a trabajar

Actualizado 11/03/2011 19:35:11 CET

Clausurado el III Simposio Internacional de Cirugía Ortopédica

SANTANDER, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La artroscopia de cadera para el tratamiento de choque en patología no artrósica permite a los pacientes jóvenes en edad laboral y a los atletas reanudar el trabajo y el deporte, y continuar sus carreras profesionales a nivel preoperatorio, así como mantener esa actividad durante varios años. Los resultados clínicos muestran una recuperación mucho más temprana, y con menos tasa de complicaciones que mediante la cirugía abierta.

Esta es una de las conclusiones de la jornada de clausura del III Simposio Internacional de Cirugía Ortopédica y Traumatología, que ha finalizado este jueves en Santander, dirigido por Luis Pérez Carro, traumatólogo del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, y Pau Golanó, profesor de Patología y Terapéutica Experimental de la Facultad de Medicina de Barcelona.

Según ha explicado Pérez Carro, el manejo de las lesiones de cadera en atletas ha evolucionado significativamente en los últimos años con el avance de las técnicas artroscópicas. La aplicación de técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas ha facilitado un retorno relativamente rápido a la actividad laboral o deportiva.

Aunque la cirugía abierta ha ayudado a muchos pacientes a solucionar su patología, actualmente la cirugía artroscópica se ha convertido, a juicio de los dos codirectores del curso, en el mejor método para el tratamiento del la mayoría de los casos de choque femoroacetabular y de rupturas de labrum, dos patologías de desgaste en la cadera que no están ligadas a la artrosis en esa articulación

La Unidad de Cirugía Artroscópica y Medicina Deportiva, dirigida por Pérez Carro, realiza tratamientos artroscópicos de todas las lesiones deportivas articulares: hombro, codo, muñeca, cadera, rodilla y pie desde el año 1990, con una experiencia acumulada de más de 2500 intervenciones de este tipo.

La última innovación técnica que ha incorporado este grupo, desde el año 2005, es el tratamiento artroscópico del atrapamiento fémoroacetabular de la cadera, patología que ocasiona gran incapacidad tanto en pacientes deportistas como activos por el fuerte dolor que provoca.

Si esta patología se detecta y trata lo suficientemente temprano evita por lo general, asegura el especialista cántabro, el desgaste articular (artrosis), y la lesión del cartílago. Actualmente llevan realizadas más de 350 casos y es centro de referencia nacional e internacional ahora mismo la Clínica Mompía.

DEFORMIDAD EN EL FÉMUR

De todas las patologías de la cadera en el paciente joven, tal y como se ha puesto de relieve en el Congreso, la más frecuente es la que afecta al labrum por ruptura del mismo, debido a la deformidad de la cabeza cuello del fémur, o del acetábulo por sobrecobertura denominada como atrapamiento, roce o choque femoroacetabular

Este último cuadro se manifiesta en el adulto joven, habitualmente en la tercera década de la vida. El afectado aqueja un dolor inguinal, a veces irradiado hacia la parte externa de la cadera y otras hacia la cara interna o la parte posterior del muslo.

"Antes se pensaba que esta deformidad, una giba en la transición cabeza-cuello del fémur, era una consecuencia de la degeneración de esa articulación; recientemente se ha comprobado que se trata justo de lo contrario: la deformidad provoca la alteración en la degeneración articular de la cadera y explicaría el origen en gran parte de los casos de pacientes jóvenes a los que se les coloca una prótesis", han detallado Pérez Carro y Golanó.

La técnica más avanzada para solucionar estos problemas y con mayor tasa de éxito es la cirugía artroscópica. La evidencia reciente apoya no solo el tratamiento de los pacientes habituales entre 25 y 55 años, sino también por debajo de esa edad, así como mayores de 60 años sin artrosis. "De ahí que el reto de la artroscopia de cadera pase por reducir al mínimo el número de implantes, sobre todo en jóvenes expuestos a tasas de recambio elevadas", han recalcado los dos codirectores del simposio.