La artritis reumatoide sumó en España 61.506 años de vida con discapacidad y mala salud

EEUU.- Los ejercicios de cadera pueden mejorar la marcha y el dolor con artritis
FLICKR/SIMON BLACKLEY - Archivo
Publicado 15/03/2019 14:02:07CET

La SER presenta 'GUIPCAR', la actualización de la 'Guía de Práctica Clínica para el Manejo de Pacientes con Artritis Reumatoide'

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La artritis reumatoide sumó en quienes la padecen un total de 61.506 años de vida con discapacidad y mala salud en España en 2016, según el 'Estudio Mundial de Carga Global de Enfermedad' recogido en la actualización de 'Guía de Práctica Clínica para el Manejo de Pacientes con Artritis Reumatoide', presentada este viernes por la Sociedad Española de Reumatología (SER).

Los estudios de carga de enfermedad tienen como objetivo estimar y sintetizar en un indicador único el impacto discapacitante y generador de mala salud de las distintas causas. Su indicador son los Años de Vida Ajustados por Discapacidad (AVAD), un agregado del componente que mide la mortalidad prematura y del que mide las pérdidas de salud, es decir, los años vividos con discapacidad o mala salud.

En este contexto, la artritis reumatoide supone el 0,6 por ciento de toda la carga de enfermedad en España, frente al 0,5 por ciento de Europa Occidental y el 0,2 por ciento del total mundial, y un 5 por ciento de la carga de las enfermedades reumatológicas en España, mientras que este porcentaje se sitúa en un 4,4 por ciento en Europa Occidental y en un 4 por ciento a nivel global.

El coordinador de la guía, el doctor Alejandro Balsa, ha explicado que los pacientes con artritis reumatoide sufren dolor y discapacidad, lo que origina una pérdida de calidad de vida y de sus capacidades diarias, tanto para el autocuidado como para el desarrollo de las tareas domésticas y de su actividad laboral. Por otra parte, para el Sistema Nacional de Salud también significa "un gran consumo" de recursos.

La actualización de guía presentada, que se publicó por primera vez en 2011, pretende "ofrecer a los reumatólogos y otros profesionales de la salud implicados en la atención al paciente con artritis reumatoide recomendaciones sobre las intervenciones terapéuticas disponibles para el manejo clínico de pacientes adultos con artritis reumatoide, basadas en la mejor evidencia científica disponible".

"Era necesario llevar a cabo una actualización de este documento, ya que desde la última edición ha aparecido nueva y relevante evidencia científica en distintos campos, principalmente en el tratamiento y abordaje de ciertas manifestaciones clínicas de la artritis, por lo que había que incorporar esta información para un correcto manejo de la enfermedad", ha explicado el doctor Balsa.

RECOMENDACIONES

En referencia a la evidencia, el especialista ha destacado la incorporación del tratamiento con las pequeñas moléculas o la terapia dirigida. Asimismo, hay estrategias que cada vez están más respaldadas, como el inicio de los tratamientos biológicos, el cambio de tratamiento cuando falla el primer biológico, los tratamientos en monoterapia, el tratamiento de un paciente ante una infección grave o ante una situación especial, como una neumopatía intersticial o un cáncer.

La guía, que ha contado con la participación de un equipo multidisciplinar de profesionales sanitarios y pacientes de artritis reumatoide, incluye también aspectos más generales, como los nuevos criterios de clasificación y diagnóstico de una enfermedad reciente.

Por otra parte, 'GUIPCAR' también se ocupa de aspectos como el papel en la atención del paciente del colectivo de Enfermería, al que se recomienda incorporar dentro del seguimiento habitual de los pacientes a través de educación específica.

En este sentido, también se aconseja supervisar su adherencia al tratamiento, especialmente en mujeres, personas de edad avanzada o pluripatológicos. Entre las recomendaciones también figuran cuándo referir a los pacientes con una sospecha de artritis reumatoide reciente comienzo y se incluyen consejos generales para el manejo adecuado del paciente. "Con todo esto esperamos que haya una mejoría importante en el diagnóstico y manejo de los pacientes", ha resumido el doctor Balsa.

La coordinadora metodológica del trabajo, Petra Díaz, ha destacado el "rigor y la transparencia" de la guía y ha especificado que detrás de la misma hay "experiencia clínica, la perspectiva del paciente, contexto y evidencia".

La guía está disponible en formato físico y también digital, en la página 'web' de la SER. Además, estará disponible en un formato de bolsillo y los pacientes tendrán acceso a una publicación con información dirigida especialmente a ellos.

Por otra parte, se ha generado una infografía con las recomendaciones recogidas en la guía concebida en formato póster para la consulta de los médicos. "Es una forma práctica y fácil de consultar las recomendaciones de la guía", ha concluido Díaz.

Contador

Para leer más