Los anuncios de cigarrillos electrónicos protagonizados por dibujos animados aumentan el riesgo de vapear

Publicado 14/06/2019 18:23:25CET
PIXABAY - Archivo

   MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Los anuncios de cigarrillos electrónicos protagonizados por dibujos animados aumentan el riesgo de vapear porque pueden aumentar las expectativas de que saben mejor y ayudan a sociabilizar, según un estudio llevado a cabo por investigadores estadounidenses y que ha sido publicado en la revista 'Drug and Alcohol Dependence'.

   "Entre los adultos jóvenes que nunca habían usado cigarrillos electrónicos, encontramos un efecto significativo de su uso respecto a los anuncios de dibujos animados de estos dispositivos", han dicho los investigadores.

   En concreto, en el trabajo se analizaron a dos grupos diferentes de adultos jóvenes que completaron encuestas 'on line' sobre el uso de cigarrillos electrónicos. En el primer estudio, 778 participantes de unos 24 años observaron varias imágenes de paquetes de estos productos con y sin dibujos animados y se les preguntó si reconocían los productos. En el segundo estudio, 522 participantes, de unos 30 años, miraron varias imágenes de cigarrillos electrónicos con y sin dibujos animados y calificaron el atractivo de los productos.

   Entre los que nunca los habían probado, las personas que reconocieron las caricaturas tenían más probabilidades de ser susceptibles de utilizarlos en el futuro. "Las imágenes de dibujos animados utilizadas por algunas compañías son parte de la constelación de variables que hacen que las personas sean susceptibles de usar cigarrillos electrónicos en el futuro", han detallado los expertos.

   Investigaciones previas ya han mostrado que 'Joe Camel', un personaje de dibujos animados desarrollado por 'RJ Reynolds' como mascota de su marca, incrementó la conciencia y el atractivo por el cigarro convencional, así como la aceptación y el uso continuo de estos. Además, un estudio publicado en la revista 'JAMA' demostró que los niños en edad preescolar reconocían a 'Joe' tan fácilmente como a 'Mickey Mouse'.