Publicado 25/06/2020 14:11CET

ANPIR pide un incremento del número de plazas de psicólogo interno residente

814596244 Woman during a psychotherapy session
814596244 Woman during a psychotherapy session - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / FILIPPOBACCI - Archivo

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos y Residentes (ANPIR) ha solicitado un incremento del número de plazas de psicólogo interno residente (PIR) para ofrecer una atención psicológica especializada pública de calidad.

Esta solicitud se realiza el día en que se otorgan las 189 nuevas plazas dedicadas a estos profesionales en 2020 y que considera un 50 por ciento por debajo de las que serían adecuadas ante el aumento de problemas de Salud Mental en España tras la pandemia.

Y es que, entre el 40 por ciento y el 60 por ciento de los motivos de consulta atendidos por los profesionales de Atención Primaria, de manera previa a la Covid-19, ya estaban relacionados con la Salud Mental. No obstante, ANPIR ha avisado de que esta cifra que podría aumentar entre un 15 y un 20 por ciento.

En la actualidad, solo se convocan 189 plazas para más de 4.500 aspirantes a psicólogo clínico, una especialidad que habilita para desarrollar su actividad en el Sistema Nacional de Salud y que la convierte en una de las ramas de Ciencias de la Salud con "más solicitantes por vacante de la formación sanitaria".

No obstante, la organización ha comentado que este dato contrasta con las plazas convocadas para otras especialidades como la de enfermería de salud mental, donde el dato alcanza las 245 plazas. Además, ha recordado que España es uno de los países europeos con un menor número de psicólogos clínicos por habitante, con 6 de estos profesionales por cada 100.000 habitantes, por debajo de las mejores recomendaciones europeas y mundiales.

En este contexto, ha destacado la necesidad que la figura del psicólogo clínico esté más presente en el primer escalón de la Atención Primaria, donde su contribución permitiría incrementar la prevención y la detección precoz, evitando derivaciones y tratamientos farmacológicos innecesarios.

"Para hacer posible a medio plazo un mayor y necesario acceso a los tratamientos psicológicos en la sanidad pública, el número de plazas PIR debería, como mínimo, doblarse, y acercarse a las 400 plazas anuales. En España uno de cada cinco ciudadanos padecerá algún problema de salud mental a lo largo de su vida y la depresión afecta a 2,5 millones de españoles; el 5,2 por ciento de la población total", ha detallado el presidente de ANPIR, Félix Inchausti.