Actualizado 05/10/2010 17:33 CET

Andalucía.- Consiguen identificar de forma precoz hasta el 90% de las recaídas en pacientes trasplantados de médula

MÁLAGA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de investigadores de la Unidad de Hematología y Hemoterapia del Hospital Regional de Málaga ha estudiado nuevos marcadores genéticos que permiten identificar de forma precoz hasta el 90 por ciento de las recaídas en pacientes trasplantados de médula ósea, según han puesto este martes de manifiesto los responsables de esta nueva técnica de biología molecular.

De hecho, estos marcadores están siendo utilizados por hematólogos de países que, como Brasil, China, Alemania, República Checa y Estados Unidos, han mostrado su interés en la nueva técnica, por los beneficios que reporta frente a las técnicas de biología molecular convencionales utilizadas en el trasplante alogénico de médula ósea, en el que el donante es una persona diferente al receptor. Asimismo, profesionales de hospitales de Madrid, Barcelona y Sevilla se han desplazado al centro sanitario para conocer la técnica.

En concreto, la mayor precisión y sensibilidad de los nuevos marcadores genéticos --INDELs-- y su capacidad de diferenciar las células del receptor de las del donante hacen posible la detección del riesgo de recaídas con mayor antelación, permitiendo a los hematólogos instaurar medidas terapéuticas de forma precoz para evitar la recaída y aumentar el período de tratamiento.

Además, estos marcadores INDELs predicen un mayor número de recaídas. Así, si con las técnicas convencionales era posible detectar una célula del receptor entre 100 del donante, ahora esta relación es de una entre 100.000. Esto ha supuesto el incremento del número de personas en las que se puede prever una recaída, pasando de un 40 por ciento hace unos 5 años, a más de un 90 por ciento en la actualidad.

OTRAS VENTAJAS

Esta técnica permite además utilizar sangre periférica --extraída por una punción simple de la vena-- para las analíticas de control post-trasplante, evitando las punciones de médula ósea del paciente.

Desde 2005, año en el que se implanta la nueva técnica en el Hospital Regional, se han analizado por este método muestras de unos 200 pacientes.

Además, los resultados obtenidos y valores predictivos de esta nueva técnica de biología molecular han sido reproducidos por otros grupos de expertos a nivel internacional, obteniendo los mismos resultados que los del Hospital Regional.

En los últimos dos años, los investigadores de la Unidad de Gestión Clínica de Hematología y Hemoterapia han ampliado el estudio con técnicas de biología molecular a los trasplantes de médula ósea con células de cordón umbilical.

En 2009 el Ministerio de Sanidad reconoció al Hospital Regional de Málaga como centro de referencia para el trasplante de progenitores hematopoyéticos --médula ósea-- alogénicos en edad pediátrica.