Actualizado 25/07/2012 13:48:54 +00:00 CET

Asociación Granadina de Diabéticos denuncia que la Junta deja de subvencionar su campus de verano para niños

Campamento de verano niños diabéticos
EUROPA PRESS

Hasta ahora, el Gobierno andaluz aportaba 13.500 euros de los más de 15.000 necesarios para la celebración del campamento

MADRID, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Granadina de Diabéticos (AGRADI) ha decidido hacer pública la retirada por parte de la Junta de Andalucía de la subvención que hasta ahora aportaba para la celebración de su campamento veraniego destinado a niños diabéticos de entre 7 y 16 años. "Nos han quitado los 13.500 euros que nos daban, y eso a pesar de que el coste total supera los 15.000 euros", explica la directora del campamento, Enriqueta Cobo.

Para la también diabética y psicóloga de profesión, "es una medida desproporcionada, ya que hubiéramos entendido que se nos quitara la mitad de la subvención, pero no toda". Además, se siente "defraudada" debido a que aunque la Delegación de Salud en Granada emitió su veredicto negativo dentro de los plazos marcados, "lo han hecho muy tarde, sin darnos tiempo casi para reaccionar".

Pero lo que más lamenta Cobo es que "extraoficialmente comunicaron que se iba a seguir adelante con la financiación". Por ello, cree que se han hecho promesas que "luego no se han cumplido".

Así, Cobo señala a Europa Press que si han conseguido sacar adelante la edición de este año ha sido "gracias a la aportación de los socios, y eso que algunos no han podido ni abonar su importe correspondiente debido a las estrecheces económicas". En su opinión, la situación que se ha producido se debe a que no existe una buena gestión por parte de los políticos. "A los enfermos crónicos no se les debería recortar tan abusivamente", mantiene.

En este sentido, la directora del campamento ha recordado que "ya han subido el precio de los medicamentos y han limitado las tiras necesarias para mantener controlada la enfermedad". Por ello, mantiene que es necesario que cambie la situación y que se vuelva a apoyar a los niños, un colectivo que "es muy sensible".

LA FEDERACIÓN ANDALUZA PIDE UNA REUNIÓN CON LA CONSEJERA

En pro de revertir la situación, la Federación de Asociaciones de Diabéticos de Andalucía, por mediación de su presidente, Rafael Romero, solicitó el pasado 4 de julio una reunión con la consejera de Salud de la Junta, María Jesús Montero. Sin embargo, el experto ha señalado que "aún no se ha recibido respuesta".

A juicio del máximo representante de los enfermos de esta comunidad, la decisión de la consejería "no ha sido la correcta, y menos al haber dado tantas esperanzas". Ante ello, afirma que la federación dará su opinión a la responsable de salud del Gobierno andaluz con el ánimo de que "se arregle el daño que se ha hecho".

En la misma línea de opinión se expresa Cobo, que asegura no entender "que todas las asociaciones se encuentren ahora sin subvención alguna". No obstante, la directora del campamento sí ha mostrado su agradecimiento al ejecutivo regional por su aportación en estos años.

Precisamente, con este organismo se ha puesto en contacto Europa Press para conocer el estado actual de la situación. No obstante, el ejecutivo andaluz no ha facilitado ninguna declaración a pesar de su predisposición inicial a ello.

LOS NIÑOS "APRENDEN EDUCACIÓN DIABETOLÓGICA" EN EL CAMPUS

En cuanto al campamento en sí, Cobo ha subrayado que no sólo es importante para el niño desde el punto de vista lúdico y social, sino que "también es fundamental porque se les enseña la educación diabetológica que tanto van a necesitar para mantener controlada su enfermedad y evitar complicaciones".

Para ella, esto se acentúa en los menores que han debutado hace pocas fechas con la patología, ya que "hasta que llegan al campamento no se preocupan de la diabetes porque sus padres han asumido todas las tareas, pero aquí tienen que dar el paso al frente correspondiente", señala la psicóloga. De ello, se encargan los 10 monitores que conviven con los niños y el pediatra y la enfermera de Pediatría del Hospital Materno Infantil de Granada asistentes al campus.

De esta forma, los 40 menores que participan en la edición de este año "además obtienen la parte práctica de la diabetes debido a que ellos sólos empiezan a saber que hay que hacer en cada situación", explica Cobo. Según su criterio, el campamento es especialmente útil por esta razón y porque "cambia la visión que tienen de su enfermedad y entienden que se puede vivir perfectamente con ella".

No obstante, el ocio adquiere también especial relevancia y, por ello, se realizan todo tipo de actividades de recreo y naturaleza de las que los niños disfrutan. Todas ellas se llevan a cabo en el recinto en el que hasta el sábado 28 de julio pernoctan los niños, la granja-escuela 'El molino de Lecrín' situada en Dúrcal (Granada).

Por último, Cobo anima a los organismos competentes y a la sociedad en general a cuidar un poco más a los pacientes que más lo necesitan, como son los niños que además padecen una enfermedad crónica. "Si se deja de recortar en este sector, el Estado ahorrará costes en ingresos hospitalarios derivados de complicaciones de la diabetes", concluye la experta.