El 27% de los fumadores sevillanos que reciben terapia para dejar de fumar mantiene la abstinencia al año

Actualizado 23/03/2011 18:43:04 CET
Europa Press/Archivo

SEVILLA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un estudio realizado por neumólogos de Neumosur, que trabajan también en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, sostiene que el 27 por ciento de los fumadores sevillanos que reciben terapia para dejar de fumar mantiene su nivel de abstinencia al año de haber recibido el tratamiento, confirmando así el aumento de las tasas de abstinencia en fumadores sometidos a terapias de orientación cognitiva iniciadas durante un ingreso hospitalario.

En un comunicado remitido este miércoles desde Neumosur, dicha asociación se refiere así a una de las principales conclusiones del estudio que se presentará en el XXXVII Congreso Neumosur, que se celebrará en La Línea de la Concepción del 24 al 26 de marzo.

Para la realización de la investigación se han estudiado a 2.560 fumadores activos durante un ingreso hospitalario. Mientras que el 28 por ciento de ellos rehusó entrar en el estudio, el 72 por ciento restante (1.843 pacientes) sí participó en la investigación, recibiendo tratamiento cognitivo de alta intensidad.

Aleatoriamente algunos pacientes recibieron tratamiento sustitutivo de nicotina. Todos ellos se sometieron a un seguimiento en consultas externas y sesiones telefónicas.

Al año de recibida la terapia, frente al 7 por ciento de los que no participó en el estudio que seguía sin fumar, el 27 por ciento de los participantes en la investigación se mantenía sin fumar. De igual forma, el estudio confirma la mayor efectividad de la aplicación de tratamientos sustitutivos, donde la abstinencia se situó en un 33 por ciento.

En este último grupo existían diferencias significativas entre los que realizaron el seguimiento en consultas, con un 39 por ciento de abstinencia, frente a los que se sometieron a un control telefónico, y que se situó en el 30 por ciento.

A juicio de los neumólogos del Virgen del Rocío Borja Valencia y Francisco Ortega, participantes en la investigación, este estudio "refuerza la efectividad de las terapias cognitivas aplicadas en aquellos fumadores que quieran abandonar el hábito tabáquico", al tiempo que "desaconsejan la aplicación de otras medidas como el cigarrillo electrónico". En este sentido, Neumosur advierte de que la eficacia de estos cigarrillos "está muy lejos de ser demostrada, y subraya que no rompen con el hábito de llevarse algo a la boca".