Actualizado 03/03/2010 17:55 CET

Los ancianos necesitan ingerir un 25% más de líquidos para estar hidratados, según expertos

BARCELONA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los ancianos necesitan ingerir 45 mililitros de líquido por cada kilogramo de peso, frente a los 35 necesarios en los adultos, lo que representa un 25 por ciento más, tal y como pusieron de manifiesto un grupo de expertos en hidratación, reunidos en Barcelona en el marco del II Congreso de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (Fesnad).

Con el envejecimiento se deteriora la capacidad para conservar el agua y mantener el equilibrio de sodio en el organismo, disminuye la sensación de sed, y también la capacidad del riñón para concentrar la orina, según constató el grupo de expertos en un comunicado.

Por todo ello, señalaron que la presencia de líquido en el organismo es "imprescindible", para permitir la reacción química de las células, el transporte de nutrientes, su absorción por parte del cuerpo y contribuye también a regular la temperatura corporal.

Los españoles "no se hidratan adecuadamente", y el 60% de los mismo solo bebe cuando tiene sed, cuando en realidad la recomendación incluye la ingesta de entre dos y tres litros de líquido al día.