Actualizado 09/03/2020 18:47:01 +00:00 CET

Sánchez avanza un plan de choque para paliar el impacto económico del coronavirus

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.
El presidente de ATA, Lorenzo Amor, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. - Eduardo Parra - Europa Press

Se reunirá el jueves con los agentes sociales para hablar de este y otros temas

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El plan de choque frente al coronavirus anunciado este lunes por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es un paquete integral de medidas que trascienden el ámbito económico y que el Ejecutivo quiere coordinar con la Unión Europea y los agentes sociales, informan a Europa Press fuentes gubernamentales.

Durante su intervención en la Asamblea General de ATA, Sánchez ha subrayado que el Gobierno está "vigilante" respecto a los efectos del coronavirus en la economía y ha añadido que, en caso de que se tenga que actuar, "se hará con los agentes sociales".

Moncloa ha explicado en un comunicado posterior que este plan de choque se concretará en "unos días", tan pronto se precise el diagnóstico sobre el impacto de la crisis en la economía real y se definan las medidas a adoptar. Moncloa señala al respecto que, al igual que en la economía internacional, el impacto del coronavirus sobre la economía española será negativo, pero transitorio.

El presidente mantendrá el próximo jueves un encuentro con sindicatos y empresarios para abordar este tema y otras materias del diálogo social, según ha confirmado en el mismo acto el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, quien ha pedido expresamente a Sánchez que sea la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, la que coordine toda la parte económica del coronavirus.

Sánchez ha destacado que el Gobierno está haciendo un seguimiento "constante" de esta enfermedad, de forma que se ha acordado celebrar dos reuniones semanales de la Comisión Interministerial.

El jefe del Ejecutivo ha mostrado su reconocimiento y apoyo a los profesionales sanitarios de todas las comunidades autónomas, ha expresado sus condolencias a las familias de los fallecidos por el coronavirus y ha agradecido a la ciudadanía su "comprensión" ante las recomendaciones y medidas adoptadas por Sanidad.

Sánchez ha afirmado que el Gobierno se ha guiado "en todo momento" por cuatro criterios: que las decisiones se basen en las opiniones de los expertos; realizar un seguimiento diario (ahora ya horario) de la evolución de la enfermedad; coordinación efectiva con comunidades, ayuntamientos, socios europeos y OMS, y transparencia informativa.

"Es un problema que nos afecta a todos. Nuestro sistema sanitario es robusto y estamos tomando las medidas que nos recomiendan los expertos. Estoy convencido de que superaremos este problema de salud pública", ha enfatizado el presidente del Gobierno.

GARAMENDI PIDE NO ALARMAR

Por su parte, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha agradecido a las autoridades sanitarias su coordinación y ha pedido "tranquilidad", pausa y que se sigan las instrucciones de Sanidad frente al coronavirus. "No hay que hacer ninguna alarma social (...) Lo que lanzo es un mensaje de tranquilidad, sosiego. Tenemos una de las mejores sanidades del mundo y es importante estar tranquilo", ha apuntado.

El dirigente empresarial ha reconocido que las empresas necesitarán de alguna medida extraordinaria "en algún momento" y ha explicado que mañana ha convocado a las organizaciones sectoriales de la CEOE para que le comenten sus planteamientos al respecto.

Desde este mismo martes, el Consejo de Ministros evaluará y en su caso, aprobará, determinadas medidas, si bien parte de este plan de choque está condicionado por una serie de hitos que tendrán lugar a lo largo de esta semana, lo que aconseja esperar a su desarrollo antes de que el Gobierno adopte ciertas decisiones.

Sánchez comerá este martes con el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Angel Gurría, y por la tarde hay prevista inicialmente una videoconferencia entre los jefes de Estado y de Gobierno de la UE para intentar contener las medidas sanitarias y la respuesta económica.

El jueves hay otras dos citas a las que el Palacio de la Moncloa concede especial relevancia. En primer lugar, la reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo, donde podrían adoptarse medidas económicas que ayudasen a paliar los efectos económicos por la expansión del coronavirus.

El propio Sánchez reconocía este lunes que su Gobierno lleva dos semanas trabajando en un paquete de medidas para paliar los efectos de coronavirus. Fuentes socialistas avanzan a Europa Press que entre las medidas que se estudian está la de habilitar una línea de créditos del ICO para hacer frente a los problemas de liquidez fundamentalmente de la pequeña y mediana empresa.

En caso de que el BCE adoptara medidas que fueran en la línea de facilitar la liquidez a las pymes, tendría todo el sentido que el Gobierno esperara a esta decisión antes de tomar sus propias medidas.

El sector manufacturero y el turístico, según las fuentes consultadas, figuran entre las principales preocupaciones del Ejecutivo por tratarse de los que se están viendo más afectados por la expansión del coronavirus.

Otros de los hitos a los que esperará Moncloa será la reunión del presidente convocada para el jueves con los representantes de la patronal y los sindicatos, con el objeto de coordinar con ellos eventuales medidas que puedan adoptarse en el plano laboral.

LAS MEDIDAS SANITARIAS, CUANDO SEAN OPORTUNAS

En cualquier caso, el Gobierno subraya que son las decisiones de tipo económico y financiero las que pueden esperar unos días antes de aprobarse. Pero remarca que las decisiones de tipo sanitario o de restricción en los desplazamientos o eventos se adoptarán en el momento en que se considere oportuno, sin esperar a otras consideraciones.

De este modo, el plan de choque anunciado por Sánchez se irá desplegando de manera progresiva, sin necesidad de que todas las medidas hayan de adoptarse el mismo día, pero de manera inmediata y previsiblemente a lo largo de esta misma semana.

Contador