Amistad: cómo mantener relaciones sanas

Dos amigas haciéndose un selfie en una playa
CC (PIXABAY)
Actualizado: domingo, 19 julio 2015 11:39

   MADRID, 19 Jul. (INFOSALUS) -

   Los amigos pueden tener un importante impacto sobre la salud y el bienestar, pero no siempre es fácil construir o mantener amistades. Por ello es importante comprender la importancia de los amigos en nuestra vida y qué podemos hacer para desarrollar y alimentar las amistades.

   Unirse a un grupo de chat o a una comunidad online podría ayudar a hacer o mantener relaciones de amistad y aliviar la soledad. Sin embargo, desde la web de la Clínica Mayo de Estados Unidos apuntan que la investigación sugiere que el uso de redes sociales no necesariamente se traduce en un mayor número de relaciones y amigos con los miembros de estas redes en la vida real.

   Muchas personas encuentran difícil desarrollar nuevas amistades o mantener las existentes. Esto se debe, señalan los americanos a que los amigos podrían quedar en el vagón de cola de las prioridades personales y quedar relegadas por otras como el trabajo o cuidar de los hijos o de los padres mayores.

   Además, desde la web apuntan los siguientes beneficios derivados de la amistad:

   - Aumentan nuestro sentido de pertenencia y propósito.

   - Fomentan nuestra felicidad y reducen el estrés.

   - Mejoran nuestra autoconfianza y autoestima.

   - Nos ayudan a afrontar los traumas, como el divorcio, una enfermedad seria, una pérdida de un trabajo o la muerte de un ser querido.

   - Fomentan los cambios o nos advierten de hábitos de estilo de vida no saludables, como beber demasiado o no hacer ejercicio.

6 CLAVES PARA CUIDAR DE TUS AMIGOS

   Con los amigos celebramos los buenos tiempos y nos proporcionan apoyo durante las épocas no tan buenas. Los amigos evitan la soledad y nos proporcionan la posibilidad de ofrecer nuestra compañía cuando también es necesaria. Desde la web de la institución clínica estadounidense apuntan los siguientes consejos para alimentar la buena amistad:

   1. Acéptate a ti mismo: cultiva una autoimagen realista y saludable. Trabaja en desarrollar tu autoestima al cuidar de ti mismo, come una dieta sana e incluye actividad física en tu rutina diaria. La inseguridad y la auto-crítica constante pueden alejar a posibles amigos.

   2. Acepta a los demás: no juzgues. Proporciona a tus amigos espacio para cambiar, desarrollarse y cometer errores. Fomenta que tus amigos se sientan con libertad para expresar sus emociones. No menosprecies ni hagas burla de lo que otra persona piensa o siente.

   3. Se positivo: piensa sobre la amistad como una cuenta de banco emocional. Cada acto de amabilidad y cada expresión de aprobación son depósitos en esta cuenta, mientas que la crítica y la negatividad hacen que la cuenta baje. La quejas continuas tensan y frenan las relaciones de amistad.

   4. No compitas: no dejes que la amistad se convierta en una batalla sobre quién gana más dinero o quién tiene la casa más bonita. En vez de ello, admira el talento de tus amigos y celebra su buena fortuna.

   5. Escucha: pregunta qué está pasando en la vida de tus amigos. Deja saber a la otra persona que están atendiendo lo que dice mediante el contacto visual, el lenguaje corporal y comentarios ocasionales positivos. Cuando los amigos comparten detalles de las situaciones difíciles o de malas experiencias, sé empático pero no proporciones consejos a no ser que tu amigo te lo pida.

   6. Respeta los límites: mantén de forma confidencial cualquier información personal que tu amigo comparta contigo. Intenta no hacer preguntas que les puedan hacer sentirse incómodos.

   Recuerda que nunca es demasiado tarde para hacer nuevas amistades o volver a conectar con viejos amigos. Invertir tiempo en hacer amigos y en fortalecer tus amistades puede contribuir a mejorar tu salud y a tener una mejor perspectiva de los años venideros.