América Latina es la única región del mundo donde la tasa de fecundidad de adolescentes sigue creciendo, según estudio

Actualizado 21/01/2010 14:12:22 CET

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

La región de América Latina, que engloba a América del Sur, Centroamérica y el Caribe, es la única región del mundo donde la tasa de fecundidad de los adolescentes ha seguido creciendo en los últimos 30 años, según los resultados del informe 'Reproducción adolescente y desigualdades en América Latina y el Caribe: un llamado a la reflexión y a la acción', de la Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ), presentado hoy en Madrid.

De este modo, y según explicó la vicesecretaria de esta entidad, Leire Iglesias, de cada mil embarazos registrados en estos países 73,1 se dan en jóvenes de 15 a 19 años, una tasa que casi duplica la tasa de fecundidad mundial (de 48,6 adolescentes por cada 1.000 embarazos) y triplica la europea (28,9 por 1.000), lo que refleja la necesidad de acometer "políticas de educación sexual eficaces que reviertan esta tendencia".

Además, en comparación con los datos de 1970 son la única región del mundo que en esta franja de edad mantiene una línea ascendente, "incluso por delante de África", aseguró Iglesias ya que, pese a que este continente sigue presentando las tasas de embarazo en adolescentes más elevadas (de 116 por 1.000), en los últimos años han registrado un descenso creciente.

De los 17 países de la región de América Latina consultados, los autores de la investigación destacan las mayores tasas en Brasil y Colombia, "por su demografía y su comportamiento sexual", y en los países andinos Perú, Bolivia y Ecuador, donde se detectan indicadores muy bajos de pobreza que incluso han dificultado la recopilación de datos para este estudio.

Los autores del estudio detectaron una relación clara entre estas tasas elevadas y los niveles educativos y de renta per cápita de las mujeres, ya que "a más pobreza más embarazos no deseados", señaló la vicesecretaria de la OIJ.

Sin embargo, en el caso de los "padres adolescentes" observaron que la variable de la situación socioeconómica importa menos y "las relaciones de riesgo se dan igualmente con independencia de la renta familiar del joven".

Pese a todo, añadió el secretario general de la OIJ, Eugenio Ravinet, el embarazo sigue siendo "una cuestión de género" ya que son las jóvenes las que, en la mayoría de los casos, "se ven obligadas a abandonar el colegio y sus posibilidades de seguir formándose para cuidar a su bebé".

LOS HOMBRES HACEN UN MEJOR USO DE LOS ANTICONCEPTIVOS

Por otro lado, el estudio recoge que dentro de la poca información sobre métodos anticonceptivos que existe en estos países los jóvenes varones hacen "un mejor uso de los mismos que las mujeres".

Tras presentar estos datos, los máximos representantes de la OIJ pidieron a los gobiernos nacionales de estos países que apuesten por mejorar la educación sexual de los jóvenes mediante "políticas serias y decididas" que los reconozcan también como "sujetos independientes".

"Salvo aquellos que son futbolistas, cantantes o delincuentes, los jóvenes de América Latina tienen una visibilidad bajísima", aseguró.