Publicado 30/07/2021 14:31CET

Las altas temperaturas y los cambios en las rutinas pueden afectar a la salud cardiovascular

Mujer abanicándose por el calor.
Mujer abanicándose por el calor. - ISTOCK

   MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Fundación Española del Corazón (FEC) ha recordado la importancia de no olvidar el cuidado del corazón durante la época estival, ya que las altas temperaturas y los posibles cambios en las rutinas pueden afectar a la salud cardiovascular.

   "Las altas temperaturas propias de esta época del año son uno de los principales enemigos de nuestro corazón en verano. Los cambios en los hábitos y rutinas también pueden acabar afectando a la salud cardiovascular", ha dicho el vicepresidente de la FEC, José Luis Palma.

   Es por ello, que la FEC ha aconsejado beber entre dos y tres litros de agua al día, aunque no se tenga sed. "En verano perdemos más líquidos y hay que recuperarlos porque si llegamos a deshidratarnos algunos órganos, como el corazón, pueden dejar de funcionar adecuadamente. Por ejemplo, una situación prolongada de deshidratación puede provocar la aparición de arritmias", ha detallado Palma.

   Además, y respecto a la adherencia al tratamiento, la organización ha destacado la necesidad de usar alarmas en el teléfono móvil para recordar la hora a la que corresponde la medicación. Del mismo modo es imprescindible llevar consigo un informe médico actualizado.

   En verano es más habitual comer fuera de casa. Aunque la FEC recomienda siempre que sea posible elaborar la propia comida, también recuerda que es posible comer de forma saludable en bares y restaurantes. "Debemos decantarnos por el pescado frente a la carne, evitar los fritos como guarnición y elegir mejor, verduras. Otra opción saludable en verano son las ensaladas. Y para el postre, fruta, en lugar de dulces o helados", ha explicado el doctor.

   Otros consejos aportados por la FEC pasan por evitar el consumo de alcohol y bebidas azucaradas; hacer ejercicio; tomar el sol, con protección y evitando horas centrales; descansar adecuadamente; y evitar lugares concurridos y de interior. "Para minimizar el riesgo de contagio por coronavirus, es fundamental evitar lugares concurridos y elegir espacios en exteriores para llevar a cabo las diferentes actividades veraniegas", ha zanjado.