Actualizado 26/04/2011 17:18 CET

Algunos juegos de la Wii son beneficiosos como tratamiento de la fibrosis quística en niños

Niños Jugando Wii
FLICKR/SHERIF SALAMA

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un estudio de la Asociación Madrileña de Fibrosis Quística (AMFQ) ha demostrado que jugar a determinados juegos de la videoconsola Wii puede ayudar a los niños con fibrosis quística ha mejorar su capacidad pulmonar y tono físico, siendo un complemento para su fisioterapia respiratoria "igual de beneficioso" que cualquier otro ejercicio físico.

Así se desprende de las conclusiones de la primera fase de este estudio, que se va a presentar en la 34 edición de la European Cystic Fibrosis Conference, que se celebrará próximamente en Hamburgo (Alemania).

El objetivo de este estudio, en el que han participado un total de 24 niños de entre 7 y 18 años, era valorar su respuesta fisiológica en diferentes ejercicios realizados mediante esta plataforma de videojuegos, para determinar su eficacia como sistema de entrenamiento en niños con fibrosis quística.

Los afectados por esta enfermedad multisistémica realizan sesiones de fisioterapia respiratoria para favorecer la movilización de sus secreciones, que son "muy espesas y pegajosas y se pueden adherir al pulmón", según asegura la presidenta de la AMFQ, Esther Sabando, causando inflamaciones e infecciones que provocan un progresivo daño pulmonar.

Con el objetivo de que dichas secreciones puedan ser expulsadas "más fácilmente", se recomienda a estos pacientes compaginar esta fisioterapia con ejercicio físico, lo que además les permite mejorar su capacidad pulmonar y tono físico.

El problema, según explica Sabando en declaraciones a Europa Press, es que "estos pacientes, cuando son niños, no pueden seguir diariamente estos entrenamientos, bien por su enfermedad, por la dificultad de compaginarlos con el colegio o por los problemas que en ocasiones conlleva salir de casa".

Para estos casos, los investigadores han observado que algunos juegos de la Wii "pueden servir para complementar estos ejercicios", ya que "la mejora que ofrecen es la misma que cualquier ejercicio físico".

En concreto, en el estudio se comprobó la eficacia de los juegos 'Family Trainer Extreme Challenge' y 'EA Sports Active', observando que desde el punto de vista fisiológico el ejercicio era factible y permitía alcanzar intensidades elevadas sostenibles en el tiempo.

Todos los participantes en el estudio iban equipados con un sistema de análisis de gases para analizar, respiración a respiración, el consumo de oxígeno (VO2), la ventilación por minuto (VE), la frecuencia respiratoria (FR) y el ritmo cardiaco (HR). Además, como medidor de fatiga y disnea se utilizó la escala de BORG.

NO TODOS LOS JUEGOS SIRVEN

En cambio, al analizar los efectos del juego 'Wii fit plus', se observó que los ejercicios que incluye "no son suficientes para que se mantenga el esfuerzo en el tiempo o el ritmo", por lo que "realmente el niño no se está esforzando", explica Sabando.

No obstante, pese a estos resultados, la presidenta de la AMFQ recuerda que estos videojuegos "no deben sustituir al ejercicio físico al aire libre, sino que complementarlo cuando el niño no pueda realizarlos".

La AMFQ ya ha puesto en marcha la segunda fase de este proyecto, en colaboración con la plataforma colaborativa ActivaCentral y su aplicación ActivaCentral Móvil, que permite que los participantes en el estudio puedan capturar datos biométricos desde sus casas con la ayuda de un teléfono móvil (Smartphone) y responder a cuestionarios médicos durante todo el proceso de evaluación.

Tanto las mediciones como sus respuestas a los cuestionarios son accesibles para los directores del estudio en tiempo real y de forma estadística simplemente entrando en su laboratorio virtual de ActivaCentral.