Publicado 22/06/2021 14:32CET

Alergólogos del Hospital Regional de Málaga relacionan el agravamiento de pacientes con asma con contaminación ambiental

Unidad De Asma Grave Del Hospital Regional De Málaga
Unidad De Asma Grave Del Hospital Regional De Málaga - JUNTA DE ANDALUCÍA

El trabajo ha sido seleccionado por el Gobierno de EEUU como contribución científica fundamental

MÁLAGA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Profesionales de la unidad de Alergología del Hospital Regional Universitario de Málaga han relacionado el agravamiento de pacientes con asma con la contaminación y el cambio climático. Así lo han publicado en la revista 'Allergy' gracias a lo cual este artículo ha sido seleccionado como "contribución científica fundamental" por el Center for Disease Control, la principal Agencia de Salud Pública de EEUU.

El trabajo 'The need for clean air: the way air pollution and climate change affect allergic rhinitis and asthma' ha estado coordinado por el alergólogo del Hospital Regional de Málaga Ibon Eguíluz, que desarrolla su actividad asistencial e investigadora en la Unidad de Asma Grave del Servicio de Alergología. En el mismo ha participado un equipo multidisciplinar de alergólogos, neumólogos, pediatras, otorrinolaringólogos e investigadores básicos que fueron seleccionados por representantes de la European Academy of Allergy and Clinical Immunology (EAACI) y la European Respiratory Society (ERS).

El proyecto analiza los distintos factores ambientales que contribuyen al desarrollo de asma. En el mismo se abordan los efectos de la contaminación ambiental sobre la aparición y el agravamiento de la enfermedad, tanto en la infancia como la edad adulta.

"Además de la contaminación derivada de la industria o el tráfico, se describen las consecuencias negativas del modo de vida occidental, como el menor contacto con animales y con la naturaleza en general, la permanencia de la mayor parte del tiempo en espacios cerrados y aislados o una mayor exposición a alérgenos de interior sobre la enfermedad asmática", explica Eguíluz.

En una segunda parte, se analiza cómo el cambio climático, consecuencia directa de la contaminación ambiental, favorece la sensibilización a alérgenos de exterior, la aparición de la enfermedad y el desarrollo de ataques o exacerbaciones de asma, han precisado desde la Junta de Andalucía en un comunicado.

El trabajo aborda los cambios en el estilo de vida y en la legislación que serían necesarios para mitigar las consecuencias negativas de la contaminación y el cambio climático en los pacientes asmáticos.

Así, entre ellos, propone modificar la normativa para hacer más atractivo el transporte urbano o el uso de bicicleta y una limitación de los niveles de contaminación permitidos a la industria. También recoge la necesidad de progresar en la prohibición de fumar, convirtiendo los espacios abiertos frecuentados por niños y adolescentes (parques, playas, etcétera) en lugares libres de humo de tabaco.

SEGUIMIENTO A MÁS DE 500 PACIENTES AL AÑO

La Unidad de Asma Grave del Servicio de Alergología del Hospital Regional Universitario de Málaga hace seguimiento cada año a más de 500 pacientes, de los que 150 son nuevos diagnósticos anuales.

Los principales tratamientos prescritos para estos pacientes son inhaladores con efecto antiinflamatorio o broncodilatador y fármacos biológicos de administración subcutáneo o intravenosa. Por ello, el doctor recomienda que ante la aparición de más síntomas o el agravamiento de estos, los pacientes acudan al servicio.

El Center for Disease Control es la agencia oficial del gobierno estadounidense que establece las recomendaciones sobre salud pública (enfermedades infecciosas, cambio climático, contaminación ambiental, etcétera) para este país y que también informa sobre estos asuntos a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, selecciona regularmente los trabajos científicos más significativos que le ayudan a elaborar las estrategias de salud pública a nivel global.