Actualizado 31/03/2015 13:14 CET

La alergia al polen, más de ciudad que de campo

Arboles en la ciudad
Foto: FLICKR FRANCESC_2000

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La contaminación y la plantación, a veces indiscriminada, de árboles alergénicos como el plátano de sombra están propiciando un aumento de casos de alergia al polen en las ciudades, según ha alertado la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEIMC).

   A pesar de existir menos cantidad de pólenes que en las zonas rurales, las enfermedades alérgicas son cada vez más frecuentes en las ciudades. De hecho, entre un 10 y un 25 por ciento de la población de los países industrializados padece rinitis alérgica, y el diagnóstico de asma se ha incrementado entre un 4 y 10 por ciento.

   "Hace décadas era una enfermedad poco frecuente. Ahora la alergia a pólenes puede afectar hasta al 40 por ciento de la población y curiosamente, pese a que hay más pólenes en el ámbito rural, los que se hacen alérgicos son los habitantes de las ciudades, donde se mezclan pólenes y contaminación", ha reconocido Pilar Mur, jefa de Alergología del Hospital de Santa Bárbara de Puertollano (Ciudad Real).

   Esta experta ha explicado que la contaminación no solo afecta a los humanos sino que las plantas también están sufriendo sus efectos, "reaccionando de manera defensiva fabricando nuevas proteínas, denominadas proteínas de estrés, que tienen un efecto directo sobre la alergenicidad de los granos de polen".

   Esto hace, por ejemplo, que las partículas de emisión diésel producidas por los vehículos y las calefacciones creen un ambiente hostil y las plantas presenten proteínas diferentes a los pólenes de zonas no contaminadas, más agresivas.

   Además, la combustión incompleta del diésel y del aceite para motores produce numerosas sustancias nocivas, ya que están constituidas en un 80 por ciento por partículas de tamaño ultrafino que pueden atravesar alveolos y capilares sanguíneos, aumentando la sensibilización frente a un alérgeno.

POLEN: DIFERENCIAS DE VIVIR EN CIUDAD REAL O PUERTOLLANO

   De hecho, ha recordado un estudio realizado en Puertollano (núcleo industrial) y en Ciudad Real (ciudad de servicios) para medir los factores que favorecían que el asma por el polen fuera alto en la primera ciudad y bajo en la capital de la provincia.

   De este modo, vieron que los pacientes con asma polínico se descompensaban hasta tres veces más en Puertollano, aumentando el riesgo un 15 por ciento los días en que se habían superado los niveles de ozono. Además los pacientes de este núcleo industrial se descompensaron antes que los de Ciudad Real.

   Otro estudio, realizado en Toledo, analizó el polen de ciprés recogido de una carretera con tráfico en una zona industrial y de cipreses plantados en una zona residencial no polucionada. Y descubrieron cantidades elevadas de un nuevo alérgeno del ciprés (Cup a 3) que solo aparecía en los pólenes de la zona contaminada y que además era cinco veces más alergénico.

EL PLATANO DE SOMBRA, UN ENEMIGO DE LOS ALÉRGICOS

   Por otro lado, los alergólogos han criticado que el plátano de sombra se utilice como árbol de alineación en las grandes ciudades a pesar de que su polinización es explosiva y se produce en la segunda quincena de marzo y primera quincena de abril, no sobrepasando habitualmente el mes de polinización. En concreto, en Barcelona se han censado 57.471 plátanos (33% del arbolado) y en Madrid 73.000 (25% del arbolado).

   "El uso indiscriminado de árboles como el plátano de sombra en parques y jardines de grandes ciudades, donde la contaminación ambiental es más elevada, es una de las razones para explicar el aumento de las alergias por pólenes en las ciudades", ha reconocido el presidente del Comité de Aerobiología de la SEAIC, Ángel Moral.

   Este experto ha avanzado que algunas ciudades del sur de España, como Málaga, Jaén, Sevilla y Murcia ya se están detectando estos días pólenes de plátano de sombra en los captadores. Y entre finales de marzo y principios de abril será cuando se produzcan los niveles altos en ciudades como Madrid, Barcelona y Zaragoza, debido a que la polinización avanza desde el sur hacia el norte.

   La mayor concentración de pólenes de plátano de sombra recogido en España se produjo el año 2000 en Barcelona con 35.483 granos/m3, seguido de Zaragoza con 28.221 granos/m3 el año 2012 y Madrid con 17.468 granos/m3 el año 1997. La mayor concentración de pólenes de plátano recogida en un solo día, se produjo en Madrid con 4.265 granos/m3 el 14 de marzo de 1997.

CONTROLAR LA PLANTACIÓN DE ÁRBOLES

   Para evitarlo, los alergólogos piden a los ayuntamientos evitar la plantación en las ciudades de especies que han demostrado ser muy alergénicas, como ocurre con los plátanos de sombra, cipreses, olivos, abedules y palmeras.

   En su lugar, proponen, se podrían utilizar especies poco alergénicas como el almez (Celtis) o el falso pimentero (Schinus), al tiempo que recomiendan realizar podas controladas en el invierno, previa a la floración sobre aquellos árboles que ya estén plantados, "como los plátanos, lo que disminuiría la producción de flores por no existir ramillas terminales y como consecuencia los niveles de pólenes".

   Y en relación a la contaminación, los expertos piden controlar la contaminación ya que permitiría mejorar la calidad de vida de los pacientes asmáticos, disminuir las hospitalizaciones y el gasto farmacéutico e incrementar el rendimiento laboral y escolar.

   "Autoridades, profesionales de la salud, enfermos y población general deberían concienciarse para impulsar medidas de prevención y controles para la reducción de la emisión de contaminantes", concluye la alergóloga.