El aislamiento social y la soledad suponen una mayor utilización de Atención Primaria

Archivo - Mujer mayor en la cama. Depresión. Soledad. Vejez
Archivo - Mujer mayor en la cama. Depresión. Soledad. Vejez - UAM - Archivo
Publicado: miércoles, 19 junio 2024 7:49

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El aislamiento social y la soledad aumentan con el tiempo, lo que no sólo se asocia con una mayor utilización de la atención médica en los pacientes de atención primaria, sino también con un mayor riesgo de enfermedades crónica, según un trabajo del Departamento de Medicina Familiar de la Universidad de Washington (Estados Unidos) que recoge la Academia Estadounidense de Médicos de Familia.

Se dice que el aislamiento social equivale a fumar 15 cigarrillos al día en términos de muerte prematura. ‘The U.S. Surgeon General’, publicó recientemente un aviso titulado ‘Nuestra epidemia de soledad y aislamiento’ que presenta un marco de acción que incluye tres pilares principales para el sector de atención médica: 1) capacitar a los médicos, 2) evaluar y apoyar a los pacientes, y 3) ampliar la vigilancia y las intervenciones de salud pública. En este artículo, los autores presentan pasos viables para implementar el marco en la atención primaria.

Cabe tener en cuenta que antes de la pandemia de COVID-19, el 20 % de los pacientes adultos de atención primaria se identificaban como solitarios, lo que representa una prevalencia más alta que muchas enfermedades que se observan comúnmente en la atención primaria, como la diabetes .

Todos los profesionales de la salud encontrarán aislamiento social y soledad en entornos clínicos. Si bien históricamente el aislamiento social y la soledad no se consideraban dentro del alcance de la atención clínica (y, por lo tanto, se han hecho pocos intentos sistemáticos para abordar el aislamiento social y la soledad), ahora nos encontramos en una coyuntura crítica en la que el personal de atención médica debe reconocer este asunto como un problema médico.

De esta forma, se concluye que se necesita apoyo infraestructural, y el sector de atención primaria puede desempeñar un papel decisivo para abordar esta epidemia mediante la prevención, la identificación temprana, la educación y la intervención.

Contador