Publicado 06/03/2020 18:21:58CET

El aislamiento podría causar inflamación en el cuerpo

Depresión, distimia, tristeza, soledad
Depresión, distimia, tristeza, soledad - GETTY IMAGES / SHARON DOMINICK - Archivo

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El aislamiento social podría estar asociado con el aumento de la inflamación en el cuerpo, según han descubierto nuevas investigaciones de la Universidad de Surrey y la Universidad de Brunel en Londres (Reino Unido).

En su trabajo, publicado en la revista 'Neuroscience & Biobehavioral Reviews', los investigadores analizaron 30 estudios previos en esta área. La inflamación es la forma que tiene el cuerpo de señalar al sistema inmunológico que debe curar y reparar el tejido dañado, así como defenderse de los virus y las bacterias. La inflamación puede llegar a dañar las células, los tejidos y los órganos sanos y aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades no transmisibles, como las cardiovasculares.

Los investigadores descubrieron que el aislamiento social, el estado objetivo de estar aislado de otras personas, se asociaba con la presencia de la proteína C reactiva, una sustancia proteínica liberada en el torrente sanguíneo a las pocas horas de una lesión tisular, y el aumento de los niveles de la glicoproteína fibrinógeno, que se convierte en coágulos sanguíneos basados en la fibrina.

También identificaron que el vínculo entre el aislamiento social y la inflamación física era más probable que se observara en los hombres que en las mujeres. Es necesario seguir trabajando para aclarar por qué podría ser así, pero los trabajos anteriores sugieren que los hombres y las mujeres podrían responder de manera diferente a los factores de estrés social.

El vínculo entre la soledad y la inflamación era menos claro, y los resultados indicaban un posible vínculo entre la soledad y la citoquina proinflamatoria IL-6. Sin embargo, este hallazgo no fue consistente en todos los estudios examinados. Tomado en combinación con conocimientos previos, los investigadores proponen que es probable que la soledad cambie la forma en que el sistema inflamatorio responde al estrés en lugar de impactar directamente en la respuesta inflamatoria.

"Se ha demostrado que la soledad y el aislamiento social aumentan nuestro riesgo de mala salud. Muchos investigadores proponen que parte de la razón de esto es porque influyen en la respuesta inflamatoria del cuerpo. Las pruebas que examinamos sugieren que el aislamiento social puede estar relacionado con la inflamación, pero los resultados de una relación directa entre la soledad y la inflamación fueron menos convincentes. Creemos que estos resultados son un primer paso importante para ayudarnos a entender mejor cómo la soledad y el aislamiento social pueden estar relacionados con los resultados de la salud", concluye una de las autoras, Kimberley Smith.

Contador