Actualizado 17/07/2022 10:59

Agresiones sexuales por sumisión química, ¿qué drogas se usan? ¿Cómo puedo evitarlo?

Archivo - Agresiones sexuales por sumisión química, ¿qué drogas se usan? ¿cómo puedo evitarlo?
Archivo - Agresiones sexuales por sumisión química, ¿qué drogas se usan? ¿cómo puedo evitarlo? - ISTOCK - Archivo

   MADRID, 17 Jul. (EDIZIONES) -

   Por desgracia cada vez hay más noticias de personas que han sido víctimas de sumisiones químicas y a las que han agredido sexualmente sin ser conscientes de ello. Son sonoros algunos casos que han salido en los medios de comunicación y algo preocupante.

   El doctor Guillermo Burillo es el coordinador del grupo de Toxicología de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), así como médico de Urgencias en el Hospital Universitario de Canarias en Tenerife, y comenta que la sumisión química no solo tiene por qué estar relacionada con las agresiones sexuales, sino que también se emplea para modificar el comportamiento de niños que no duermen, el de ancianos para robarles, por ejemplo.

   Según datos de la Comunidad de Madrid, en España se han encontrado muy pocos datos al respecto y referidos a casos de agresiones sexuales, con una altísima probabilidad de "agresión sexual facilitada por alcohol o drogas" en un porcentaje del 10,6%, y con cumplimiento de criterios de inclusión de sumisión química en un 34,96% de los casos.

SUSTANCIAS PARA LA SUMISIÓN QUÍMICA

   "El perfil habitual de la víctima es el de una mujer joven, española, o latinoamericana, que admite haber consumido alcohol antes del episodio, y que sufre amnesia parcial o total de los hechos. No obstante, debemos considerar la sospecha también en otros perfiles de víctimas, en relación con la obtención de dinero o bienes bajo el efecto de sustancias. Si bien el alcohol es la más comúnmente empleada, las sustancias implicadas pueden ser múltiples", añade en este sentido la Comunidad de Madrid.

   Así, y dentro de las agresiones sexuales por sumision química, el experto de SEMES dice que hay un concepto de sumisión química oportunista y premeditada, siendo la fundamental la oportunista en mujeres que consumen alcohol. "Con mucho, la sustancia más involucrada en la sumisión química es el alcohol", remarca.

   Después este doctor señala que hay un porcentaje donde se usan las benzodiacepinas, que se usan para dormir, y pone el ejemplo de la película 'Resacón en las Vegas', donde se escenifica perfectamente, "aunque de forma exagerada", y donde cuentan un caso de sumisión química, en el que unos amigos celebran la preboda de uno de ellos y al día siguiente se despiertan sin saber qué ha pasado.

   Asimismo, para la sumisión química recuerda el miembro de SEMES que se emplean los productos que tienen un anestésico, el éxtasis líquido, "aunque se ve muy poco", y después los productos con burundanga, preparados con escopolamina que se consiguen de fármacos, raíces, o semillas de plantas.

    Se administra vía oral pasando desapercibida para la víctima por no tener olor, color ni sabor. Además sus efectos deben incluir: sedación y amnesia anterógrada, la víctima no recuerda nada de lo ocurrido, alucinaciones y desinhibición de forma que la víctima no solo no se opone sino que incluso puede colaborar.

   El doctor Burillo celebra en este sentido los avances logrados en la materia y que actualmente se detectan más casos en este sentido, y apunta por ejemplo al caso de la Comunidad de Madrid o de Barcelona, con protocolos y centros especializados en detección de drogas para este tipo de situaciones.

DISPOSITIVOS ESPECÍFICOS

   El experto en Medicina de Urgencias señala que el problema que existe con la sumisión química es que estas drogas tienen una vida media muy corta, de forma que cuando uno llega al hospital porque es consciente de que algo ha pasado, no recuerda nada, y ya es tarde para detectar la sustancia en sangre o en orina.

   "Alguien se toma una copa, generalmente una mujer, y se despierta en su casa o en casa de alguien o en un sitio que desconoce y con síntomas de haber sido violada. Entre que se hace la composición de lugar, que no se acuerda de lo que ha pasado, que no sabe si ha sido ella, o que realmente ha sido una agresión pasan muchas horas y cuando llega al hospital ya no se detecta en sangre o en la orina la sustancia que ha producido la sumisión", agrega.

   Así, subraya que cuando una persona detecta este caso acude al hospital, donde suele haber dispositivos específicos, y si no al 112 para después realizarse la detección de posibles drogas, una exploración ginecología o física para ver posibles agresiones, y una profilaxis de determinadas enfermedades, más la correspondiente denuncia o investigación.

   Con todo ello, doctor Guillermo Burillo, coordinador del grupo de Toxicología de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias, aconseja para evitar la sumisión química el salir en grupo con gente que se conozca, no dejar la copa perdida, sino tenerla siempre a la vista y en caso de encontrarse raro o mal ir a casa, pero con alguien de plena confianza, no con alguien que acaba de conocer en el bar.

   "Nadie tiene derecho a abusar de alguien en el caso de sumisión química oportunista. Pero tampoco nadie debe sentirse culpable ni que ha propiciado la sumisión si esto sucede", aclara el especialista.