Los adolescentes que han probado la marihuana la han consumido en más de una forma

Porro
FLICKR/WIROS - Archivo
Publicado 01/10/2018 7:47:32CET

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La mayoría de los adolescentes que han probado la marihuana han consumido la droga en más de una forma, incluidos los productos de cannabis que se fuman, se comen o se 'vapean', según muestra una nueva investigación de la Universidad del Sur de California (USC, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos.

El estudio, publicado el viernes en 'JAMA Network Open', plantea inquietudes sobre la salud de los adolescentes en medio de un floreciente mercado de cannabis que promociona productos elegantemente envasados ??que anuncian una serie de beneficios para la salud.

"El consumo de cannabis en la adolescencia aumenta el riesgo de uso crónico durante la edad adulta, la adicción y el deterioro del desarrollo cognitivo", señala el autor principal del estudio, Adam Leventhal, profesor de Medicina Preventiva y Psicología y director del Laboratorio de Salud, Emoción y Adicciones de USC en la Escuela de Medicina Keck de la USC.

"En los últimos años, ha habido un cambio en la percepción de los adolescentes. La legalización y comercialización del cannabis están fomentando la percepción de que este medicamento no es dañino --dice Leventhal--. En mi camino al trabajo, paso una valla publicitaria sobre la entrega de marihuana directamente a su casa. La marihuana se ha generalizado".

En una encuesta a 3.177 estudiantes de 10 ° grado del área de Los Ángeles, Leventhal y sus colegas recolectaron datos a través de cuestionarios en diez escuelas secundarias del área de Los Ángeles de enero a octubre de 2015, tres años antes de la legalización de la marihuana recreativa en California en 2018.

A los de décimo grado se les preguntó: "¿Alguna vez habéis tomado las siguientes sustancias en vuestra vida?" El cannabis combustible se definió como "fumar marihuana" (o hierba, hachís, porro o capullo); el 'vaping' estaba redactado como una pipa líquida, un 'dabbing' o un bolígrafo de hierba; la marihuana comestible incluía bebidas infundidas con THC (el compuesto psicoactivo en el cannabis), brownies, mantequilla y aceite.

FUMAR MARIHUANA, LO MÁS POPULAR

Del 33,9 por ciento de los estudiantes que informaron haber consumido cannabis alguna vez, fumar fue el más popular, seguido por los productos de cannabis que eran comestibles o vaporizados. La mayoría de los estudiantes del décimo grado (61,7 por ciento) que alguna vez habían tomado cannabis usaban múltiples productos para administrar el medicamento.

Notablemente, el 7,8 por ciento de los "consumidores" de cannabis nunca había fumado marihuana, sino que había ingerido cannabis a través de comestibles o vapeadores. "Una pregunta clave es si un nuevo grupo de adolescentes que tradicionalmente han estado en menor riesgo de fumar marihuana se han sentido atraídos a consumir la droga en estas formas alternativas no fumadas", dice Leventhal, el autor correspondiente del estudio.

En otras palabras, los productos de cannabis como el líquido para vapear con sabor a chicle pueden atraer a los consumidores adolescentes que de lo contrario se verían desconectados de su consumo por el olor o la sensación fuerte del humo de la marihuana. Este estudio, respaldado por una subvención de los Institutos Nacionales de la Salud (R01-DA033296), es parte de un proyecto en curso que analiza los patrones del consumo de sustancias y la salud mental a lo largo del tiempo.

Los estudios previos de la encuesta de Leventhal han encontrado que el uso de medios digitales está relacionado con problemas de conducta y atención en niños, y que concentraciones más altas de nicotina en el líquido de vapeo usado por adolescentes se asocian con el consumo tradicional de cigarrillos.