Publicado 19/07/2021 14:27CET

Administrar heparina de forma precoz reduce la muerte de pacientes con COVID-19, según estudio

Archivo - Mano de un enfermo con vía subcutánea en una cama de la UCI del Hospital de Emergencias Isabel Zendal, Madrid (España), a 20 de enero de 2021.
Archivo - Mano de un enfermo con vía subcutánea en una cama de la UCI del Hospital de Emergencias Isabel Zendal, Madrid (España), a 20 de enero de 2021. - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los resultados de un nuevo ensayo dirigido por investigadores del Hospital St. Michael (Canadá) y de la Facultad de Medicina Larner de la Universidad de Vermont (Estados Unidos) demuestran que la administración temprana de una dosis completa de un anticoagulante estándar a pacientes hospitalizados moderadamente enfermos con COVID-19 podría detener el proceso de tromboinflamación y reducir el riesgo de enfermedad grave y muerte.

La COVID-19 se caracteriza por un aumento de la inflamación y una coagulación anormal en los vasos sanguíneos, sobre todo en los pulmones, y se cree que contribuye a la progresión hacia la enfermedad grave y la muerte.

La heparina, un anticoagulante que se administra regularmente en dosis bajas a los pacientes hospitalizados, impide la formación de coágulos y reduce la inflamación. "Este estudio se diseñó para detectar una diferencia en el resultado primario que incluía el traslado a la UCI, la ventilación mecánica o la muerte", afirma la doctora Mary Cushman, coinvestigadora principal del estudio.

Este ensayo internacional, aleatorio y multicéntrico, publicado como 'preprint' (sin revisión de expertos) en 'MedRxiv', examinó los beneficios de administrar una dosis terapéutica completa de heparina frente a una dosis baja profiláctica a los pacientes moderadamente enfermos ingresados en las salas del hospital con COVID-19.

El resultado primario fue un compuesto de ingreso en la UCI, ventilación mecánica o muerte hasta los 28 días. Los resultados de seguridad incluyeron las hemorragias graves. El resultado primario se produjo en 37 de 228 pacientes (16,2%) con heparina terapéutica a dosis completa, y en 52 de 237 (21,9%) con heparina a dosis baja. Cuatro pacientes (1,8%) con heparina terapéutica murieron frente a 18 (7,6%) con heparina profiláctica.

"Aunque descubrimos que la heparina terapéutica no redujo de forma estadísticamente significativa la incidencia del compuesto primario de muerte, ventilación mecánica o ingreso en la UCI en comparación con la heparina de dosis baja, las probabilidades de muerte por todas las causas se redujeron significativamente en un 78 por ciento con la heparina terapéutica", detalla la primera autora y coinvestigadora principal, Michelle Sholzberg.

Otro de los autores, el doctor Peter Jüni, afirma que los investigadores también presentaron un metaanálisis de pruebas aleatorias que indicaba claramente que la heparina terapéutica es beneficiosa en pacientes hospitalizados moderadamente enfermos de COVID-19.

Contador