Actualizado 31/03/2011 19:35 CET

Aconsejan ejercicio, reducir el consumo de carnes rojas, poco alcohol y nada de tabaco para prevenir el cáncer de colón

El riesgo comienza al superar los 50 años, edad a partir de la que se recomienda la realización de una colonoscopia cada dos años

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

Ejercicio físico, reducir el consumo de carnes rojas, poco alcohol y nada de tabaco son las claves apuntadas por los expertos para prevenir el cáncer de colon, una enfermedad que mata a "unos mil gallegos cada año" y de la que se diagnostican "25.000 nuevos casos al año" en España.

Así lo ha destacado el presidente del Comité Científico de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), Guillermo Debén, este jueves durante la celebración de un acto solidario e informativo en Santiago de Compostela con el fin de concienciar a la población de la "incidencia y mortalidad" de este tipo de patología, así como de la "posibilidad de ser detectada de forma precoz".

Según Guillermo Debén, el cáncer colorrectal es la "segunda causa de muerte en España", con 14.000 fallecimientos anuales, aunque, como precisó, "al tener una evolución lenta, si se detecta "de manera precoz, pueden curarse hasta el 90 por ciento de los casos".

Así, ha considerado necesario "que estas pruebas diagnósticas se implanten dentro de los programas de salud pública, y se dirijan, fundamentalmente, a la población mayor de 50 años", ya que es, como ha detallado, la edad a partir de la cual "inicia el riesgo".

SÍNTOMAS

Por su parte, el decano de la Facultad de Medicina de la Universidade de Santiago de Compostela, Juan Gestal, ha resaltado de que este cáncer "tarda unos diez o doce años en desarrollarse", por lo que, ha asegurado que una prevención precoz "es muy importante para curarlo".

En esta línea, Gestal ha señalado que "el síntoma de alarma" consiste en la aparición de sangre en las heces o cambios significativos del ritmo intestinal, con o sin dolor abdominal, que persisten varias semanas.

Para su diagnóstico, la prueba más sencilla, "y completamente indolora", consiste en tomar una "pequeña muestra de heces, con el fin de comprobar si no se contiene restos de sangre que no se aprecian a simple vista".

MÁS VERDURAS, MENOS CARNE ROJA

En su intervención, la gerente del Servizo Galego de Saúde (Sergas), Rocío Mosquera, ha añadido que "la principal causa del aumento de esta enfermedad" en los últimos años en Galicia, es "un cambio "en el hábito alimenticio de la población", por lo que ha incidido en la "necesidad de hacer una dieta sana en la que se aumente el consumo de verduras y se reduzca la ingesta de carne roja".

Además, ha recordado que los medios de atención primaria del Sergas "tienen perfectamente identificados cuales son los síntomas". Así, tras la aparición de estos, y el análisis de las heces, Rocío Mosquera, ha recordado que "se tiene que hacer una colonoscopia".

De esta prueba, ha asegurado que, "al conllevar cierto tipo de molestias y riesgos para el paciente", hay que hacerla "en el momento que el médico que considere oportuno", y "no de manara gratuita e indiscriminada".