El 80 por ciento de los veterinarios se muestra muy estresado por la carga emocional de su trabajo

Archivo - Imagen de archivo de una veterinaria.
Archivo - Imagen de archivo de una veterinaria. - RAZYPH - Archivo
Publicado: viernes, 22 marzo 2024 19:07

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El 80 por ciento de los veterinarios se muestra bastante y muy estresado por la necesidad de gestionar las emociones de algunos clientes, según los resultados del estudio sobre 'la Salud Mental de los Veterinarios' desarrollado por el Departamento de Psicología Social y de la Organización de la UNED, con el apoyo de Boehringer Ingelheim.

"Los veterinarios encuestados se muestran muy estresados y las principales razones son la sobrecarga de trabajo, el conflicto entre las demandas laborales y familiares, y la necesidad de gestionar las emociones, las propias y las de los responsables de los animales", ha apuntado la profesora de la Facultad de Psicología de la UNED y directora del estudio, Amparo Osca, durante la presentación.

"Tres datos reveladores: más del 73 por ciento responde que la carga de trabajo le afecta muchas veces o siempre, y también que el trabajo le mantiene alejado de las actividades familiares, pero, sobre todo, su estrés se debe a la carga emocional de su trabajo, pues el 80 por ciento se muestra bastante y muy estresado por la necesidad de gestionar las emociones de algunos clientes. Además de estrés, los veterinarios presentan también problemas de salud, tanto físicos como psicológicos", ha explicado Osca.

En este sentido, la psicóloga y veterinaria responsable del Departamento de Diagnóstico por Imagen del HC de la Facultad de Veterinaria de la ULE, Lorena Millán, ha querido matizar que, pese a que algunos puntos pueden ser comunes a situaciones vividas en otras profesiones "la diferencia es que en la profesión veterinaria se dan todos los factores a la vez, unido a la gran carga emocional del trato con el animal enfermo y con su familia, los sueldos bajos y el poco reconocimiento social".

A estos resultados se suman otros, como la sensación de falta de apoyo por parte de "los usuarios de sus servicios y de las instituciones". Sin embargo, la situación no afecta por igual a toda la comunidad veterinaria. "Son las mujeres, los más jóvenes y los que trabajan como autónomos los que presentan una peor situación y, por tanto, los primeros a los que deberíamos dirigir nuestra atención ", ha subrayado Amparo Osca.

Asimismo, con este estudio se pretende avanzar en la prevención partiendo de las evidencias que han aportado los datos recopilados. En este sentido, Amparo Osca ha querido dejar muy claro que son plenamente "conscientes de que solo podremos avanzar desde aproximaciones integrales y multidisciplinares y, por eso, es necesaria la colaboración entre instituciones. Esperamos poder avanzar en este objetivo".

UN ESTUDIO CON MÁS DE 1.200 PROFESIONALES

Ante las situaciones de estrés y la gran carga de trabajo de estos profesionales, se ha desarrollado este estudio científico, compuesto por un estudio cualitativo y otro cuantitativo, con una muestra de más de 1.200 profesionales.

"Hasta el momento, la investigación sobre estrés laboral en los veterinarios se ha centrado en describir las consecuencias dejando en un segundo plano las causas y cómo evaluarlas. Con este proyecto se ha recopilado información sobre los factores estresores, las variables mediadoras y las consecuencias en la profesión en nuestro país con un doble objetivo: concienciar al entorno, tanto profesional como social, y proponer acciones concretas para mejorar el bienestar de los veterinarios. Para nosotros trabajar en un proyecto de estas características es un reflejo de nuestro compromiso con la profesión", ha explicado Elena Gratacós, directora general del área de Salud Animal en Boehringer Ingelheim Animal Health España.

Respecto al origen de este estudio, Lorena Millán ha recordado que "cuando estaba finalizando los estudios del grado en Psicología se suicidó una compañera veterinaria. Esa muerte me impactó y, hablando con otros compañeros y con mi propia experiencia, empecé a ser consciente de que teníamos un problema en el colectivo. En ese momento, me correspondía hacer mi trabajo de fin de grado y decidí hacerlo sobre el burnout y el estrés laboral en el veterinario clínico. Así fue como empezó a germinar la idea de hacer un estudio serio sobre el tema para establecer la realidad de la situación".

"Este proyecto pone los cimientos necesarios para entender la realidad del día a día en una profesión que tiene unos índices muy preocupantes de problemas relacionados con la salud mental. Nosotros nos hemos enfocado en salud laboral para empezar a mejorar nuestra situación", ha afirmado Lorena Millán.

Del mismo modo, ha querido dejar claro que "el primer paso para intentar solucionar un problema es conocerlo y difundirlo. A partir de ahí, lo siguiente será empezar a establecer medidas que ayuden a estos profesionales sanitarios y que puedan mejorar su calidad de vida en el trabajo".

Contador

Leer más acerca de: