El 80 por ciento de los ensayos clínicos se cancelan o retrasan por falta de pacientes

Publicado 26/04/2019 13:18:23CET
BAYER

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El 80 por ciento de los ensayos clínicos se cancelan o retrasan por falta de pacientes y, además, en numerosas ocasiones sus diseños y procedimientos no se ajustan a las preferencias y circunstancias particulares de estos, y mucho menos aún, los investigadores están accesibles como fuente de consulta, según se ha puesto de manifiesto en las segundas jornadas 'Creer y crear futuro', organizadas por la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) en colaboración con Bayer, bajo el título 'El Factor T, el paciente activo lo cambia todo en salud'.

Un hecho que, según han comentado los expertos allí reunidos, debe cambiar y hay que apostar en firme por la participación de los pacientes en los ensayos clínicos mediante la identificación de sus necesidades no cubiertas, mejorando su bienestar y la información acerca de su tratamiento en un lenguaje accesible y comprensible. Asimismo, se debe trabajar en la generación de una conciencia en el paciente acerca del valor de la investigación y la importancia de su aporte al ensayo y al futuro de la enfermedad.

Asimismo, durante el encuentro se ha puesto de relieve la necesidad de integrar al paciente en los diversos procesos que componen su viaje a través del sistema de salud, como son la consulta, la toma de decisiones, el uso de nuevas tecnologías de salud o la participación en investigación y ensayos clínicos.

Por otra parte, el jefe de la Unidad de Medicina Hospitalaria de Bayer, David Zapatero, ha recordado que el paciente reclama una mejor comunicación y mayor poder de decisión; a lo que el presidente de la SEFH, Miguel Ángel Calleja, ha subrayado la importancia de que el farmacéutico de hospital se acerque al paciente y desarrolle herramientas que ayuden a conseguir este objetivo.

"Estamos viviendo un momento excepcional en la investigación terapéutica, asistiendo al nacimiento de la medicina de precisión, un campo que tenemos que potenciar desde los servicios de Farmacia Hospitalaria", ha añadido Calleja.

Durante la jornada se ha presentado, además, la última de las Monografías en farmacia Hospitalaria elaboradas por la SEFH con la colaboración de Bayer, que versa sobre la importancia de la humanización en la atención farmacéutica, así como algunos ejemplos concretos de la integración del paciente en los servicios de Farmacia Hospitalaria implementados actualmente por diversos profesionales de este ámbito.

Ahora bien, tal y como se ha detallado en el encuentro, lograr que el paciente sea un sujeto activo requiere de los conocimientos suficientes para entender las enfermedades y su tratamiento. Y debe ser un proceso bidireccional, de modo que el farmacéutico debe proporcionar nociones para que el paciente pueda beneficiarse y este último, a su vez, ha de comprender la enfermedad y discriminar aquellos datos que son de utilidad para el farmacéutico. Todo ello debe acompañarse de una mejora en la relación personal, esto es, la humanización.

Otro de los grandes obstáculos en el camino hacia el paciente activo es que estos no están integrados en los circuitos de toma de decisiones. Esta limitación ha de vencerse, a juicio de los expertos, proponiendo nuevos procesos organizativos en los que se fomente el papel del paciente en los órganos decisorios y esta participación, a su vez, repercuta en unos mejores resultados en salud.

Para leer más