Publicado 25/05/2022 13:36

El 65% de los españoles sufre síntomas de enfermedades respiratorias aunque el 40% está diagnosticado, según un estudio

Archivo - Hombre con EPOC, oxígeno, respirar
Archivo - Hombre con EPOC, oxígeno, respirar - WWING/ ISTOCK - Archivo

   MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

   El 65 por ciento de los españoles sufre síntomas relacionados con la salud respiratoria, como tos, falta de aliento, sensación de presión en el pecho o silbidos al respirar y un 26 por ciento los sufre con bastante frecuencia o recurrentemente. Sin embargo, un 28 por ciento no acude al médico y un 40 por ciento tiene un diagnóstico asociado con patologías respiratorias.

   Así lo ha asegurado AstraZeneca, tras la publicación de los resultados del 'Estudio de percepción ciudadana sobre calidad del aire, salud respiratoria y políticas públicas', con el objetivo de concienciar sobre la importancia que tiene la salud respiratoria en la prevención del mal control de patologías como el asma o la EPOC.

   Según la compañía, estas cifras ponen de manifiesto la necesidad de impulsar medidas de prevención que contribuyan a favorecer el correcto control y seguimiento de las patologías respiratorias, cuyo infradiagnóstico y mal control es elevado. La tasa de infradiagnóstico de la EPOC se acerca al 75 por ciento y el 40 por ciento de los pacientes con asma grave siguen sin estar controlados.

   "Como compañía farmacéutica centrada en la salud de las personas, desde AstraZeneca estamos comprometidos con el desarrollo de campañas de prevención que fomenten el diagnóstico precoz y el control adecuado de las patologías respiratorias. Gracias a ellas, no solo favorecemos que los pacientes tengan la mejor calidad de vida posible, sino que ayudamos a una mayor eficiencia de nuestro sistema sanitario y a disminuir las consecuencias sanitarias y medioambientales asociadas a su mal control", ha asegurado la directora de Asuntos Corporativos y Acceso al Mercado de AstraZeneca, Marta Moreno.

   En este sentido, la compañía ha destacado que el manejo incorrecto de enfermedades respiratorias como el asma o la EPOC está asociado a un incremento significativo de la huella de carbono2 y de recursos sanitarios. Al respecto, añaden que las crisis asmáticas son más frecuentes, así como las consultas a médicos de cabecera, las visitas ambulatorias al hospital y la dependencia excesiva de los tratamientos de rescate. De hecho, el exceso de emisiones de gases de efecto invernadero asociado al asma no controlada es ocho veces mayor que en el caso del asma controlada.

   Por su parte, las exacerbaciones de la EPOC generan altos costes para el sistema sanitario, a juicio de AstraZeneca, ya que suponen el diez por ciento de las visitas a Atención Primaria, el dos por ciento de las visitas a urgencias y el diez por ciento de las hospitalizaciones. De hecho, el coste medio por paciente con EPOC grave es siete veces superior al coste de la EPOC leve.

   Entre las medidas que considera AstraZeneca más importantes por parte de la administración para reducir la contaminación, se encuentran la mejora de las frecuencias del transporte público y de ampliación de la red, la creación de zonas verdes urbanas, la exigencia del cumplimiento del límite de emisiones en las instalaciones de combustión o las subvenciones para placas solares, sistemas de calefacción sostenibles o mejoras del aislamiento.

   Respecto a las medidas que estarían dispuestos a tomar ellos mismos para reducir la contaminación, la más apoyada es desplazarse más a menudo a pie en sus actividades diarias.