Publicado 26/05/2022 15:25

El 55% de las personas afirma tener una barriga sana aunque el 74% admite sentir molestias, según Activia

Los gases y la hinchazón abdominal son las molestias más frecuentes entre las personas de 30 - 65 años, tal y como indica un estudio de mercado de Activia.
Los gases y la hinchazón abdominal son las molestias más frecuentes entre las personas de 30 - 65 años, tal y como indica un estudio de mercado de Activia. - ACTIVIA

   MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

   El 55 por ciento de las personas de entre 30 y 65 años considera tener una barriga sana, no obstante, el 74 por ciento admite tener algunas molestias siendo los gases, la hinchazón y pesadez abdominal y el transito lento los más recurrentes, según el estudio 'Barriga Sana', que ha realizado Activia, con el fin de conocer el estado de la salud digestiva en España.

   "En Activia estamos muy comprometidos en concienciar a la sociedad de la importancia de cuidar la salud digestiva ya que es uno de los ejes de la salud general. Este estudio nos demuestra que aún queda mucho por hacer: son muchos los que no conocen los beneficios de mantener una buena salud digestiva. Por eso, en el Día Mundial de la Salud Digestiva queríamos reivindicar su importancia a través de una campaña divulgativa", ha explicación Magda Lluch, senior brand manager de Activia.

   Según el estudio, el 36 por ciento de los individuos de 30-45 años declaran tener dificultades en las digestiones en comparación a los de más de 50 (21%). También destaca que solo uno de cada cuatro personas afirma saber con exactitud qué son la microbiota intestinal y los probióticos, siendo los más jóvenes los que están más familiarizados con ello. Activia resalta que, aquellos que declaran conocer la microbiota y los probióticos, son los que consideran tener una barriga sana.

   Al respecto, aquellos que consideran tener una barriga sana son los que más probióticos consumen. En este sentido, el grupo de 50-65 años suele hacerlo a través de yogures frente al grupo de 30-45 años que, aunque afirman consumir probióticos (72%), suelen hacerlo a través de suplementos de farmacia o parafarmacia (50%).

   "Con la edad, el organismo se ralentiza e influye en nuestras digestiones. Es por eso, que a medida que nos hacemos mayores, solemos introducir cambios en nuestra alimentación y hábitos diarios para sentirnos bien. En cambio, y aunque no lo parezca, la realidad es que los jóvenes no tienen en cuenta su digestión porque aún no cuidan tanto su alimentación", ha explicado la nutricionista Paloma Quintana.