Publicado 17/06/2021 14:01CET

El 33% de muertes hospitalarias durante la pandemia en pacientes no quirúrgicos han estado relacionadas con la COVID-19

Archivo - Un enfermo en una cama de la UCI del Hospital de Emergencias Isabel Zendal, Madrid (España), a 20 de enero de 2021. El hospital, inaugurado el pasado 1 de diciembre, ha superado ya los 801 pacientes de COVID-19 y los ingresados en la Unidad de C
Archivo - Un enfermo en una cama de la UCI del Hospital de Emergencias Isabel Zendal, Madrid (España), a 20 de enero de 2021. El hospital, inaugurado el pasado 1 de diciembre, ha superado ya los 801 pacientes de COVID-19 y los ingresados en la Unidad de C - Eduardo Parra / Europa Press - Europa Press

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 32,9 por ciento de las defunciones hospitalarias durante el primer año de la pandemia, en pacientes no quirúrgicos, han estado directamente relacionadas con la COVID-19, según el segundo informe de la COVID-19 en el marco de la tercera edición de los Premios BSH - Best Spanish Hospitals Awards, que analiza el impacto del coronavirus en los hospitales españoles durante el primer año de la pandemia.

El periodo de análisis concreto es de doce meses, de marzo 2020 a febrero de 2021, y los doce meses previos, para la comparativa temporal. En los pacientes COVID-19 no quirúrgicos, con un promedio de edad de 65,8 años, la tasa de mortalidad global ha sido del 12,5 por ciento, con amplia variabilidad por grupos de edad. Por otra parte, la mortalidad en los pacientes COVID-19 no quirúrgicos a partir de los 75 años de edad ha sido del 25,8 por ciento, mientras que entre los 45 y 74 años la tasa de defunción ha sido del 6,1 por ciento.

Entre las principales conclusiones del informe, en pacientes atendidos, ocupación de camas hospitalarias y mortalidad, se ha destacado que en la anualidad COVID-19 se produjo una reducción de episodios totales de actividad hospitalaria, entorno al 23 por ciento, pasando de 1.148.258 a 890.054 episodios. De la misma manera la actividad quirúrgica descendió un 29 por ciento, de 619.659 a 441.632 episodios.

La pandemia provocó que la actividad hospitalaria se concentrara mayoritariamente en pacientes con patologías médicas del Aparato Respiratorio. En ese sentido, en la anualidad COVID-19 se atendieron por patologías médicas respiratorias un total de 131.891 episodios frente a los 102.679 en pre COVID-19. Es decir, un 28 por ciento más.

Por otra parte, en relación a la estancia media (EM) de los episodios de hospitalización convencional, el informe destaca que, en el año COVID-19 ha sido de 6,4 días, que representa un consumo de 4.342.105 estancias hospitalarias, frente a los 5,8 días en época pre COVID-19 que representó 4.967.274 estancias hospitalarias consumidas.

La tasa de mortalidad global hospitalaria, que en época preCOVID-19 se situaba entorno al 2,7 por ciento, ascendió hasta el 4,6 por ciento en la anualidad con COVID-19. En este sentido, se podría interpretar como un aumento del 70,3 por ciento en la complejidad y la intensidad de manejo de los pacientes atendidos en el periodo frente al año anterior.

RESULTADOS PRINCIPALES GENERALES EN LAS UCI

De acuerdo con los datos de los hospitales analizados en el segundo informe COVID-19, el volumen de episodios que se han atendido en las UCI ha sido de 18.214, respecto a los 22.025 episodios atendidos en la anualidad previa. En este sentido, hay que tener en cuenta que el porcentaje de episodios médicos que han pasado por las UCI respecto el total de pacientes médicos ingresados en el hospital, en época pre COVID-19 fue del 4,2 por ciento, mientras que en la anualidad COVID-19 se situó en un 4,1 por ciento.

La estancia media (EM) en UCI, de los pacientes ingresados en el hospital por procesos médicos que pasaron por este servicio, fue de 5,8 días en la anualidad del COVID-19, lo que representa un consumo de 98.988 estancias en UCI frente a los 4,2 días de EM en UCI en la anualidad previa, que representó 92.041 estancias en UCI consumidas.

En el año de la COVID-19, la ocupación global de camas de UCI aumentó un 7,5 por ciento respecto el año anterior. Durante los cuatro primeros meses de la pandemia, de marzo a junio 2020, la ocupación global de camas de UCI aumentó un 40 por ciento respecto de los mismos meses del 2019.

Por último, la tasa de mortalidad de los pacientes ingresados por procesos médicos que han pasado por la UCI en el periodo COVID-19 fue del 19,3 por ciento, respecto el 12,4 por ciento en el año previo. En este sentido, se estima que la complejidad e intensidad de manejo en UCI de los pacientes atendidos en 2020-2021 durante la pandemia, ha sido un 55,6 por ciento superior al año precedente.

RESULTADOS PRINCIPALES EN PACIENTES COVID-19

De los hospitales analizados en dicho informe, constan un total de 73.084 episodios de hospitalización de pacientes con la COVID-19 identificados, atendidos durante los primeros 12 meses de pandemia. En la muestra de estudio, la media de casos es de 988 episodios COVID-19 por hospital.

Así pues, el 25,9 por ciento de los días de estancias hospitalarias de episodios no quirúrgicos, durante el primer año de la pandemia, han sido consumidos por pacientes COVID-19.

En la curva con agregación semanal del porcentaje de casos COVID-19 respecto el total de altas médicas hospitalarias, se observa un aumento rápido de la proporción de episodios en las semanas de pico de las sucesivas olas. Se alcanzaron máximos en el que el 64 por ciento (8.323 altas) de los pacientes ingresados por procesos no quirúrgicos eran COVID-19. Posteriormente dicha cifra descendió a valores cercanos al 2 por ciento (entre 75 y 100 altas).

El 76,2 por ciento de los pacientes COVID-19 no quirúrgicos se clasifican clínicamente como neumonías por COVID-19 sin enfermedad pulmonar obstructiva crónica de base. El resto de 10 tipologías clínicas identificadas suman menos de una cuarta parte de los casos. De todos los pacientes que han pasado por la UCI, no quirúrgicos, el 33,4 por ciento eran enfermos de la COVID-19, equivalente al índice de ocupación media de la UCI debido a la pandemia.