El 30% de los hombres con déficit de testosterona no son tratados por falta de un diagnóstico preciso

Actualizado 03/07/2015 16:51:43 CET

Este trastorno afecta a entre el 20 y el 40 por ciento de los hombres mayores de 50 años y está detrás de muchos problemas de salud sexual

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El 30 por ciento de los varones con déficit de testosterona no son tratados por falta de un diagnóstico preciso, según los resultados de un estudio presentado en la XV Reunión Nacional del Grupo Andrológico en Málaga, organizada por la Asociación Española de Urología (AEU) en colaboración con Bayer HealthCare.

La disminución de los niveles de testosterona, un trastorno que afecta a entre el 20 y el 40 por ciento de los hombres mayores de 50 años, está detrás de muchos problemas de salud sexual, entre ellos la disminución del deseo sexual y la disfunción eréctil, así como síntomas psíquicos (irritabilidad, ansiedad, nerviosismo y depresión) y síntomas somáticos como problemas de sueño, fatiga y disminución de la fuerza muscular.

El síndrome del déficit de testosterona "está todavía infradiagnosticado", según los responsables del estudio. "Su detección debería realizarse cuando los pacientes consultan a su médico por su salud sexual, por ejemplo cuando presentan una disminución de la libido, que se presenta como el primer síntoma de este trastorno", indicaron.

Hasta ahora, el cálculo de la testosterona total ha sido el procedimiento más utilizado para realizar un diagnóstico. Sin embargo, un número "considerable" de pacientes con testosterona total mayor a 12 nanomoles por litro y que se considera "normal", tienen una globulina fijadora de hormonas sexuales (SHBG) "muy elevada" que, como consecuencia, desemboca en una testosterona libre calculada "por debajo de las cifras de normalidad", explica el estudio.

En este sentido, el estudio realizado por el especialista del Servicio de Urología del Hospital Universitari de Bellvitge (Barcelona) Josep Rodríguez, ha revelado que "el cálculo de la testosterona libre calculada es el método más efectivo para detectar este déficit en el varón".

TRATAMIENTO SUSTITUTIVO

Para respaldar sus afirmaciones, el ensayo ha contado con la participación de 203 pacientes de entre 45 y 70 años con problemas de salud sexual, entre agosto de 2007 y diciembre de 2009, a los que se les practicó en la primera visita una determinación de testosterona total, SHBG y albúmina para calcular la testosterona libre.

Con el paso del tiempo, el nivel de testosterona plasmático, así como el de sus proteínas transportadoras sufren cambios asociados al envejecimiento. Así, la testosterona total y la albúmina tienen tendencia a disminuir, mientras que la SHBG tiene tendencia a aumentar, "de aquí que el resultado final será una disminución de la testosterona libre", afirmó Rodríguez. "Por este motivo la medición de la testosterona libre es importante en los varones", apuntó.

"Tras la obtención de un diagnóstico completo, se puede iniciar un tratamiento sustitutivo a largo plazo con testosterona, bien en gel o mediante administración intramuscular, realizando sobre todo durante el primer año un seguimiento trimestral en que se determinarían parámetros bioquímicos de seguridad entre ellos la determinación del antígeno prostático específico o PSA", añadió el doctor Rodríguez.