10 sencillos pasos para mantener tu salud a raya: ¡Está en tu mano!

Alegría, felicidad, sana, globo
PIXABAY
Publicado 30/12/2018 7:59:35CET

    MADRID, 30 Dic. (EDIZIONES) -

   La obesidad es una epidemia de alcance planetario y la preocupación de la Ciencia por ella está justificada. No obstante, no hay que engañarse y centrarse únicamente en ello. La salud depende en esencia del estilo de vida de cada uno, por lo que está en nuestras manos mantener nuestra salud la gran mayor parte de las veces.

   “Mucha gente piensa que da igual si fuma, si bebe, si come esto o aquello, porque su destino está escrito en los genes. Se equivoca. El estilo de vida es con diferencia mucho más importante que nuestra genética: los estudios demuestran que, de cada 100 personas que han sufrido un infarto de miocardio, sólo 5 tenían una predisposición directa en uno de sus genes”, advierte el jefe del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra, el doctor Miguel Ángel Martínez-González.

   Este experto destaca que el estilo de vida tiene el poder de contrarrestar el efecto de los genes más perversos, en una entrevista con Infosalus, con motivo de la publicación de ‘Salud a Ciencia Cierta’ (Planeta). “Es esperanzador saber que la salud está esencialmente en nuestras manos, y no en los caprichos de la naturaleza. Aún así, de manera paradójica, nos cuesta llevar en general una vida sana, ¿por qué?”, afirma.

   Por ello, plantea 10 consejos para lo que él denomina ‘una salud a ciencia cierta’, y que están en nuestra mano, y fundamentalmente afectan a nuestro estilo de vida:

   1.- No fumar ni exponerse al humo del tabaco de otros. “Ninguna medida saludable es tan importante como ésta. Si todavía fumas, no te engañes pensando si fumas poco. El tabaco sólo sirve para dañar y matar, a ti y a los que te rodean. También mata en niveles de un cigarrillo diario o menos”, advierte.

   2.- Mantén siempre tu peso ideal. Pésate al menos cada 3 días y lleva la cuenta de tu peso. Hay aplicaciones para el móvil y el ordenador, pero también existe la tradicional libreta. No hay mejor medida nutricional que lograr y mantener ese peso ideal.

   3.- Bebe agua y evita totalmente las bebidas azucaradas (colas, refrescos, bebidas para deportistas, tónicas, zumos de frutas, por ejemplo). Y no olvides las bebidas con cero calorías, ya que son un modo más caro de beber agua.

   4.- Haz actividad física, al menos moderada, pero constante. Lo mínimo son dos horas y media semanales de actividad física moderada. También sirve andar, mejor a paso rápido, tres o cuatro trayectos al día, de 10 minutos cada uno, y acumular así más de 30 minutos diarios. Cómprate un podómetro y trata de llegar a 10.000 pasos al día. Da siempre paseos mientras hablas por teléfono. Haz también entre 5 y 10 minutos diarios de gimnasia sencilla, como estiramientos, levantar un peso (puede ser un botellín de agua), flexiones, barras, o abdominales, por ejemplo.

   5.- Evita los alimentos procesados y consume sobre todo alimentos vegetales naturales: aceite de oliva virgen extra para todo, frutos secos, verduras, frutas frescas (que siempre sean tu postre) y legumbres. Evita mantequilla y nata.

   6.- Deja el pan blanco y pásate al pan integral. Además, reduce mucho tu consumo de pan diario. Debes reducir más todavía los pasteles, pastas, helados, galletas, tortas y bollos, especialmente las rosquillas.

   7.- Evita lo que puedas las carnes rojas y procesadas: ternera, cerdo, cordero, hamburguesas, albóndigas, salchichas, embutidos. Cámbialas por legumbres, pescados, mariscos, pollo o pavo (por este orden).

8.- No dejes tu consumo de café. Adelante con el café. Debes saber que tomar de tres a cuatro tazas de café al día mejora la salud. Pero no le añadas azúcar. Si no te gusta amargo, endúlzalo con sacarina o con estevia.

   9.- No consumas nada de alcohol si eres hombre menor de 45 años o una mujer menor de 55. Por debajo de esas edades, el alcohol sólo te hará daño. Si eres mayor de esas edades y consumes alcohol deja la cerveza y los destilados y pásate al vino, preferentemente tinto, consumo sólo con las comidas y nunca más de dos copas seguidas. Nunca bebas nada de alcohol si vas a conducir después.

   10.- Controla tu tensión arterial. Haz que un profesional te la tome al menos una vez al año.

Contador