Actualizado 19/10/2010 16:05 CET

El 10% de la población adulta en España presenta problemas renales crónicos, según un experto

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

Casi el 10 por ciento de los adultos en España presenta enfermedad renal crónica, una patología con una alta mortalidad debido a la tardía manifestación de sus síntomas, el infradiagnóstico y la elevada prevalencia de complicaciones cardiovasculares.

"En los últimos años se ha avanzado mucho en los protocolos de detección precoz de la enfermedad renal crónica en los centros médicos españoles, pero todavía nos queda trabajo por hacer", ha explicado el doctor José Luis Górriz, del Servicio de Nefrología del Hospital Universitario Doctor Peset de Valencia en el marco de la 47 Reunión Anual de la Sociedad Castellano Astur Leonesa de Nefrología, celebrada en Segovia.

Ante esta situación, ha destacado la importancia de un diagnóstico precoz y, concretamente, ha señalado la realización de dos pruebas, como son el control de la albuminuria y la estimación del filtrado glomerular.

A su juicio, "estas sencillas pruebas deberían realizarse a todas aquellas personas en riesgo de padecer esta enfermedad, como los pacientes diabéticos, las personas hipertensas, los mayores de 60 años, quienes presenten complicaciones cardiovasculares y los familiares de pacientes con insuficiencia renal".

Fundamentalmente, han destacado la prueba de la albuminuria (presencia de la proteína albúmina en la orina) como el "predictor más potente" de la progresión renal y de morbimortalidad en los pacientes renales. Su disminución se asocia con un mejor pronóstico renal y cardiovascular.

"Por esta razón la reducción de albuminuria se traduce en un menor avance de la enfermedad, un retraso en la necesidad de diálisis y, probablemente, una mejoría en la lesión de los riñones y de otros órganos del sistema cardiovascular", ha añadido.

REDUCTOR DE LA ALBUMINURIA

Por otra parte, durante la reunión, los asistentes también pusieron en común las nuevas evidencias sobre los llamados Activadores Selectivos del Receptor de la Vitamina D (AsVDR) y sus efectos en la reducción de la albuminuria.

"Recientemente, dos estudios han demostrado que el tratamiento con AsVDR se ha asociado a una disminución en la albuminuria de entre un 18 y un 46 por ciento", ha indicado Górriz, quien ha destacado los resultados de paricalcitol.

En palabras de este experto, "algunos estudios experimentales han demostrado que la administración de paricalcitol se asocia con una mejoría en el daño de órganos como los riñones y el corazón. En este sentido, el estudio VITAL ha constatado que paricalcitol consiguió una reducción adicional en la albuminuria, con respecto al grupo de placebo, en pacientes que ya recibían todos los tratamientos disponibles".

Por esta razón, "aunque se necesitan más estudios para confirmar estos primeros datos, sin duda alguna los Activadores Selectivos de los Receptores de la Vitamina D ofrecen una esperanza en la lucha contra la progresión de las enfermedades renales", puntualiza Górriz.