En verano aumentan las posibilidades de embarazo porque disminuye el nerviosismo

Actualizado 26/07/2016 12:49:46 CET
PROCREATEC

   MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Diversos estudios científicos han demostrado la relación entre el nerviosismo y la disminución de la fertilidad femenina, por ello, quedarse embarazada en verano es más fácil que en otro periodo estacional, ya que se disminuye el estrés, incrementando la tolerancia de los tratamientos de fertilidad con mejores resultados.

   "Durante el período de vacaciones estivales, las pacientes no tienen que preocuparse por compatibilizar los tratamientos con su agenda laboral, algo que generalmente puede producir cierta tensión, ya que suelen intentar mantenerlo en secreto en su entorno de trabajo", ha afirmado el ginecólogo especialista en Reproducción Humana Asistida y director médico de Barcelona IVF, Olivares.

   La investigación llevada a cabo por la Universidad de Liverpool en el Reino Unido concluye que cuando las mujeres se encuentran en temporadas estresantes, su cuerpo produce adrenalina y tiende a retrasar o frenar la producción de la horma liberadora de gonadotropina (GnRH), clave en la ovulación y en el ciclo reproductivo.

   En la misma línea, otro estudio de la Universidad Radboud de Nimega (Países Bajos) afirma que existe una relación significativa entre factores psicológicos (estrés, ansiedad) y la probabilidad de quedarse embarazada tras un tratamiento de fecundación in vitro o inseminación artificial. La investigación también apunta a la producción de adrenalina y a su efecto en el hipotálamo, una zona del cerebro del tamaño de un guisante, que además del estrés también controla el proceso de reproducción humana, inhibiendo la hormona que favorece la ovulación.

RECOMENDACIONES PARA MEJORAR LA FERTILIDAD EN VERANO

   La clave principal es reducir el estrés lo máximo posible y llevar un estilo de vida saludable, tanto las mujeres como los hombres. Se recomienda tener un peso adecuado, seguir una dieta rica en frutas y verduras, practicar deporte y evitar consumir tabaco o alcohol. Incorporar antioxidantes en verano, como arándanos, frambuesas y miras, o complejos multivitamínicos pueden ser de gran ayuda para mejorar la calidad del semen.

   "Los antioxidantes contribuyen positivamente a incrementar la fertilidad, sobre todo en el caso de los hombres. Con la edad, presentan muchas veces un alto nivel de fragmentación del ADN como consecuencia de los procesos de oxidación que ocurren a nivel testicular", ha afirmado el doctor.

   Otro consejo importante es optimizar las relaciones sexuales centrándolas durante el periodo de ovulación, que se da entre los doce y dieciséis días de ciclo menstrual regular de veintiocho días

Para leer más