Publicado 20/05/2021 08:06CET

Los tratamientos del cáncer de mama no aumentan el riesgo de infección o muerte por Covid-19

Archivo - Mujer cáncer de mama
Archivo - Mujer cáncer de mama - CLÍNICA MARGEN - Archivo

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Los fármacos contra el cáncer capaces de debilitar las defensas inmunitarias del organismo no son más propensos a aumentar el riesgo de infección o muerte por Covid-19 que las terapias contra el cáncer de mama que no socavan el sistema inmunitario, según un nuevo estudio publicado en la revista 'JCO Global Oncology'. Los investigadores afirman que los resultados desafían las preocupaciones iniciales de que tales tratamientos, que envenenan las células cancerosas, eran demasiado peligrosos para continuar durante la pandemia.

Dirigida por investigadores de NYU Langone Health y su Centro Oncológico Perlmutter, en Estados Unidos, la nueva investigación, en la que participaron más de 3.000 mujeres tratadas por cáncer de mama en el momento álgido de la pandemia en la ciudad de Nueva York, demostró que sólo 64, el 2%, contrajeron el virus. De este grupo, 10 murieron a causa del COVID-19, una cifra que, según los autores del estudio, es baja y esperada para este grupo de edad, independientemente del cáncer.

Las que recibían quimioterapia citotóxica, o que mata las células, corrían aproximadamente el mismo riesgo de infección por coronavirus que las que tomaban otras clases de fármacos con un impacto mínimo en las defensas del sistema inmunitario.

"Nuestros resultados demuestran que las pacientes pueden recibir con seguridad la terapia contra el cáncer de mama, incluida la quimioterapia, durante la pandemia", afirma el investigador principal del estudio y oncólogo médico del Perlmutter Cancer Center, Douglas Marks.

"Mientras las pacientes sigan tomando precauciones razonables, como el uso de mascarillas y el distanciamiento social, deberían sentirse seguras de continuar el plan de tratamiento que han elegido con sus médicos", añade la investigadora principal del estudio y oncóloga médica del centro oncológico, Sylvia Adams.

Al inicio de la pandemia de coronavirus en la primavera de 2020, la falta de información sobre los factores de riesgo de infección por Covid-19 para estas pacientes provocó retrasos en el tratamiento. Según los autores del estudio, muchos médicos estaban especialmente preocupados por la administración de regímenes de quimioterapia estándar, lo que podría hacer a los pacientes más vulnerables al virus. En consecuencia, algunos retrasaron o incluso evitaron el tratamiento.

El nuevo estudio, presentado en línea el 4 de junio en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, se cree que es la primera investigación a gran escala que evalúa directamente si las terapias contra el cáncer de mama afectan al riesgo de infección y muerte por coronavirus, según Adams.

Para el estudio, los investigadores del estudio revisaron los registros médicos de las pacientes con cáncer de mama que recibieron quimioterapia u otras terapias farmacológicas entre febrero y mayo de 2020 en el Centro Oncológico Perlmutter de la ciudad de Nueva York y Long Island. A continuación, los investigadores analizaron información que incluía los resultados de las pruebas COVID-19, la extensión del cáncer, la presencia de otras enfermedades y la supervivencia.

Entre los resultados del estudio, el riesgo de infección por coronavirus entre las pacientes con cáncer de mama que recibieron quimioterapia no fue mayor que el riesgo de las que recibieron tratamientos que no debían dificultar su sistema inmunitario. El tratamiento tampoco aumentó el riesgo de muerte por COVID-19.

Además, el estudio demostró que los pacientes de edad avanzada y con sobrepeso seguían teniendo un mayor riesgo de morir a causa de la infección por coronavirus, un hallazgo que coincide con investigaciones anteriores sobre la mortalidad por COVID-19, según los investigadores.

Adams, también directora del Centro de Cáncer de Mama de Perlmutter, advierte de que la pandemia de coronavirus está evolucionando rápidamente y que deben mantenerse las precauciones contra la infección en los centros oncológicos.

Marks, profesor adjunto del Departamento de Medicina de la Facultad de Medicina de Long Island de la Universidad de Nueva York, señala que aún no está claro si estas conclusiones serán válidas en el caso de las nuevas variantes del coronavirus, que el equipo de investigación aún tiene que investigar. Marks también es director médico de la oficina de ensayos clínicos sobre el cáncer del Hospital Langone.

Contador

Para leer más